¿Cómo decirle a mi hijo que su padre y yo nos vamos a separar?

¿Y qué pasa si le ocultas a tus hijos de una futura separación? Una psicóloga te explica cómo comunicar esta situación a un niño y no afectar demasiado su bienestar emocional

Cuando hablamos de la separación de una pareja, es importante tener en cuenta que no solo son los adultos los que están pasando por un duelo; sino también los niños en casa. Por ello, es importante comunicarles esta situación con total honestidad y empatía.

Pero, ¿qué pasa si le ocultas a tus hijos de una futura separación?

En una entrevista para ÚtileInteresante.pe, la Lic. Ginnette Urbina, psicóloga clínica y psicoterapeuta cognitivo-conductual, indica que mantener este hecho en secreto para evitar la pena en los hijos es un error que puede tener un efecto contrario.

Los niños pueden llenar esa falta de información con ideas erróneas y hasta con emociones de culpa, generándoles un conflicto interno:

“Los chicos pueden tener sensación de abandono. ‘¿Por qué mi papá o mi mamá ya no está conmigo? ¿Es que no quiere estar conmigo? ¿Alguien lo está alejando de mí?’ Entonces, todas estas dudas le hacen mucho daño a los chicos”, explica la especialista en el video.

¿Cómo comunicarle a los hijos sobre el final de la relación de sus padres?

La especialista recomienda hablar directamente con los niños sobre la relación que ya no está funcionando, hay daño emocional, y que parte de la solución a ello será tomar distancia. Esta información debe ser adecuada a la edad y nivel de comprensión del niño o niña.

Sin embargo, si bien se recomienda comunicarse con la verdad, también hay que evitar dar demasiados detalles:

“Por ejemplo, nos estamos separando por temas de violencia familiar. No es necesario darle la información al niño de que estamos llegando a los golpes, pero sí que no nos estamos comprendiendo y que no podemos solucionar las cosas de manera adecuada”, explica.

Continuar la relación de pareja por los hijos no es recomendable

Terminar una relación no saludable también es pensar en el bienestar emocional de los hijos, así como también el de la pareja o la ex pareja.

“Es sentirme tranquilo con lo que pienso, hago y las decisiones que tomo. Creo que vamos a poder tomar buenas decisiones y no nos vamos a hacer daño consciente o inconscientemente”, recomienda la psicóloga.

El aprendizaje en los hijos tras la separación de los padres

Este diálogo honesto, como resalta la psicóloga Urbina, también les enseña a los chicos que cuando tenemos dificultades, es mejor afrontarlas para buscar las alternativas que dañen menos a las personas de nuestro entorno y a nosotros mismos.

Solo recuerda, siempre estar atento y abierto a escuchar las dudas y diferentes emociones que se pueden presentar en los niños, como los cambios de conducta y del estado de ánimo.