Relaciones sexuales frente a un bebé: ¿Puede afectarle al menor?

Durante el primer año de vida de un bebé, los padres tiene 3.8 veces relaciones sexuales por mes. ¿Por qué afecta la intimidad en la pareja?

¿Los padres pueden tener sexo delante de los niños y bebés?

El reinicio de las relaciones sexuales, luego del nacimiento de un bebé, es uno de los temas que puede causar problemas en la vida de una pareja y las causas pueden ir más allá de la falta de tiempo, privacidad o el miedo a ser vistos por los más pequeños.

Pero, ¿por qué el posparto puede afectar la intimidad de una pareja?

De acuerdo al pediatra y neonatólogo, Gustavo Rivara, la frecuencia y el deseo sexual de la pareja se ve perjudicada, más aún en los primero 18 meses de vida de los bebés, debido a estas posibles razones:

  • Cambios hormonales de la madre
  • La necesaria inversión de tiempo en la lactancia materna
  • El tipo de parto (vaginal o una cesárea) que necesita una recuperación
  • Dolor durante la relación sexual
  • Autopercepción corporal que tiene una mujer de sí misma
  • Fatiga de ser padres o depresión posparto que muchas mujeres presentan
  • La responsabilidad, atención y tiempo que significa cuidar un bebé

Asimismo, el Dr. Rivara hace referencia a un estudio, publicado este año en el Journal of Sex Research, que señala los siguientes resultados de una investigación sobre relaciones sexuales y el nexo con el sueño de bebés entre 1 a 18 meses y en 897 padres de familia:

  • En los primeros tres meses, la actividad sexual es muy baja, llegando a 3.8 relaciones sexuales por mes (menos de una vez por semana)
  • A partir de los seis meses, la frecuencia del sexo no incrementa o  va disminuyendo.
  • Los despertares nocturnos de los bebés e ir a atenderlos se relaciona con menor actividad sexual de la pareja. 
  • Se afecta la actividad y la frecuencia, más no la satisfacción sexual.
  • La fatiga de la madre y su pareja genera cansancio, mal humor, depresión y, por lo tanto, el desempeño sexual.
  • El sueño fragmentado por los despertares nocturnos de los bebés baja los niveles de andrógenos en los padres y, por consiguiente, baja el deseo sexual.

¿Los padres pueden tener sexo delante de los niños y bebés?

“Tener actividad sexual frente a los niños no es una buena idea. No debe hacerse, sobre todo en los niños que ya tienen capacidad cognitiva para saber lo que está pasando y haga interpretaciones propias de su edad que los afecte en diferentes aspectos”, recomienda el Dr. Rivara.

Además, los padres deben considerar que hasta un 30% de los bebés tienen sueños fragmentados, lo que puede generar interrupciones durante el sexo, más aún si el menor comparte la cama o duerme al costado de sus padres.

El especialista, por ende, sugiere buscar otros espacios, como el baño u otra habitación, e incluso contar con una persona que pueda cuidar al bebé o los niños; de tal manera que no afecte la tranquilidad del menor ni la satisfacción sexual.