¿Cómo reconocer que estoy sufriendo un derrame o infarto cerebral?

La recordada animadora infantil, Yola Polastri falleció tras las secuelas de un infarto cerebral. Conversamos con un neurólogo sobre los factores de riesgo y cómo identificar síntomas a tiempo

Conoce los síntomas y causas del derrame cerebral en adultos jóvenes.

El día domingo 7 de julio, se dio a conocer el lamentable fallecimiento de Yola Polastri, la recordada animadora infantila conocida como la "Chica de la Tele", quien tuvo complicaciones en su salud tras haber sufrido un infarto cerebral en mayo.

Familiares señalaron que el accidente cerebrovascular que tuvo la artista fue bastante severo, por lo que tras permanecer internada en UCI algunas semanas, continúo su recuperación en casa, donde se fue en paz luego de un infarto al miocardio. 

Este tipo de emergencia médica es de importante seriedad y puede tener diversas causas, incluso cuando el paciente no está enterado de que se encuentra en peligro. Por ello, más allá de identificar los síntomas, es ideal reconocer los factores de riesgo de un ataque cerebrovascular.

¿Cómo se presenta un accidente cerebrovascular?

En una entrevista con ÚtileInteresante.pe, el Dr. Felipe Carrillo Ramos, neurólogo de la Clínica Stella Maris, explica que el nombre apropiado es ictus cerebral, el cual es un evento que causa la interrupción de la irrigación sanguínea a una parte del cerebro.

“El ictus cerebral tiene dos posibilidades. Una es la isquemia cerebral, la más común, que se refiere al famoso infarto cerebral. El otro es la hemorragia que se le conoce como derrame cerebral. No son lo mismo”, señala el especialista. 

¿Cuál es la diferencia entre derrame e infarto cerebral?

De acuerdo al Dr. Carrillo, un isquemia o coloquialmente llamado infarto cerebral hace alusión a que un área dejó de funcionar y la sangre no llega adecuadamente porque hubo una obstrucción en la zona del flujo de las arterias.

Por otro lado, una hemorragia es causada a raíz de las mismas arterias que pueden alterar su estructura, se vuelven más frágiles y, ante aumentos de presión arterial, una o más arterias se rompen, causando el también llamado derrame cerebral

“Por ejemplo, los hipertensos, que no sabían que eran hipertensos, ese día se fueron a comer en la noche. Se enojan (repentinamente), se rompen las arterias y la sangre sale del flujo arterial hacia el cerebro”, indica el doctor. 

Si bien las causales para ambos eventos son los mismos; en un caso se muere o se obstruye el tejido, mientras que en otro caso se rompe la arteria. 

Causas de un derrame o infarto cerebral y por qué está pasando en gente jóven

Tanto un infarto como un derrame cerebral son más comunes en personas de mayor edad. Sin embargo, ambos ataques cerebrovasculares también pueden producirse en adultos jóvenes, más aún ante ciertas patologías y factores de riesgo asociados.

“Hay una tendencia. Tanto la isquemia (infarto) como la hemorragia (derrame) a nivel global está aumentando en gente joven. Las primeras causas son diabetes, presión alta, tabaquismo, obesidad”, señala el neurólogo Carrillo. 

El especialista también explica que existen más jóvenes hipertensos o con arritmias cardiacas, que junto a otras enfermedades y condiciones, debilitan el corazón y causan eventos cerebrovasculares a temprana edad.

¿El insomnio o dormir mal puede causar un accidente cardiovascular?

“Si es un paciente joven, con un problema cardiovascular, como presión alta o arritmias cardíacas, hay que averiguar si duerme mal o ronca. El insomnio es catalogado como un factor de riesgo cardiovascular”, asegura el Dr. Carrillo.

Es decir, en un paciente con un problema al dormir o con apnea del sueño, los niveles de glucosa e insulina no van a controlarse adecuadamente, lo que termina generando un aumento de apetito y la pérdida de peso no se concreta.

El apnea es una enfermedad bastante prevalente, donde alrededor del 30% de la población mundial la padece. Por ende, si una persona ronca y es joven, el cardiólogo puede indicarlo como un factor de riesgo cardiovascular que puede causar un infarto o derrame.

“El cardiólogo tiene un rol muy importante, porque es un proveedor de pacientes jóvenes y roncadores, pero quien se encarga finalmente de ver este problema es el neumólogo especialista en sueño junto a un conjunto de especialistas”, agrega el doctor.

La apnea de sueño es un factor de riesgo para infarto o derrame cerebral.
La apnea de sueño es un factor de riesgo para infarto o derrame cerebral.

¿Cómo identificar un derrame o infarto cerebral?

Los síntomas de un derrame cerebral o un infarto se pueden identificar en diversas escalas y con manifestaciones tanto comunes como atípicas. El Dr. Carrillo señala los siguientes signos que pueden hacernos sospechar de un ataque cerebrovascular.

Dificultades motoras: Levantar un brazo o pierna y no poder mover el otro adecuadamente, el aspecto de un ojo se ve distinto al otro, hay complicaciones para hablar o mover el rostro, hacer gestos.  

“La mayor causa de problemas de ictus cerebrales se ubica en una zona que se llama la arteria cerebral media, la cual irriga a zonas motoras. Por eso es más frecuente ver un déficit motor”, indica el especialista. 

Problemas sensoriales: Son síntomas atípicos donde el paciente presenta adormecimiento o debilidad de una mano o el brazo por varios minutos, que podría indicar que hubo un ataque cardiovascular en una zona que irrigaba la mano.

Síntomas atípicos: Como el zumbido en el oído o la pérdida de audición donde hubo una afectación al nervio auditivo o, por otro lado, problemas visuales. 

El doctor resalta que si se presentan dos o tres síntomas, una persona tiene una alta probabilidad de estar frente a un ictus cerebral que puede ser una isquemia o hemorragia.

La dificultad motora es un de los síntomas más comunes tras un infarto o derrame cerebral.
La dificultad motora es un de los síntomas más comunes tras un infarto o derrame cerebral.

Consecuencias de un accidente cerebrovascular

“Una persona ya no está operativa al 100% y baja su esperanza de vida dependiendo de la intensidad del evento. Probablemente quedan con una discapacidad y la calidad de vida baja, por ello, la prevención es importante como política de salud pública”, remarca el Dr. Castillo. 

¿Qué hacer frente a posibles síntomas de infarto o derrame cerebral?

Más allá de la sospecha ante los síntomas, se sugiere visitar al médico de emergencia ante cualquier manifestación que perturbe la tranquilidad de un paciente, más aún si este tiene los factores de riesgo antes mencionados.

La mejor forma de prevenir un derrame cerebral es a través de los chequeos cardiológicos frecuentes si una persona es hipertensa, además de llevar un hábito alimenticio balanceado y una vida alejada del sedentarismo.

“Si eres joven y eres hipertenso, me preocupo mucho más, chequéate. Si te sale la presión alta de noche, yo inmediatamente tendría que preguntarle, si duermes bien o haces apnea. Antes de ir con el otorrino, anda a un neurólogo especialista de sueño”, recomienda.

RELACIONADOS