¿Qué es lo peligroso de tener presión alta y peor aún el no saberlo?

Podrías tener discapacidad visual a largo plazo, por ejemplo. Un especialista te explica cuáles son las consecuencias de tener la presión alta y no tratarla, más allá de un infarto

¿Cuáles son las consecuencias de la presión alta?

La presión alta o hipertensión arterial es una patología que muchas veces inicia sin presentar síntomas, pero a largo plazo puede desencadenar complicaciones severas en el organismo, si no es tratado a tiempo. 

Incluso, se cree que sufrir de hipertensión es una condición que la padecen los adultos mayores únicamente, cuando en realidad es una enfermedad que también puede afectar a los jóvenes menores de 40 años, más aún si existen hábitos perjudiciales para su salud.

Pero, ¿cuáles son las consecuencias de la presión alta?

En conversación con ÚtileInteresante.pe, el Dr. Luis Vicuña, médico ocupacional y jefe de Unidades Médicas de Pulso Salud, señala que la presión alta es totalmente prevenible o se puede detectar a tiempo con el fin de disminuir los daños que se pueden instalar en el organismo como consecuencia:

Asimismo, el especialista explica que la hipertensión también puede ocasionar una discapacidad visual, por ejemplo, al producir daño en la retina. La visión disminuye o se genera un desprendimiento de la retina debido a la presión arterial.

¿Por qué es importante asistir a un descarte médico de presión alta?

El Dr. Vicuña sugiere que lo más confiable es recibir un diagnóstico seguro por parte de un médico general que pueda realizar diversas pruebas y derive el caso a un cardiólogo, quien estudiará el tipo de hipertensión que pueda presentar un paciente.

Es importante tomar en cuenta que los controles en casa no son fiables para detectar este tipo de enfermedad. Además, existen diversos casos de hipertensión, más allá de los confirmados clínicamente, como el caso de hipertensión de bata blanca (HBB):

Recomendaciones

El especialista recomienda poner en práctica los siguientes hábitos para evitar casos hipertensión y disminuir los daños en el organismo:

  • Una dieta baja en sodio y asesoramiento con un profesional de nutrición de ser necesario.
  • Actividad física como mínimo 3 veces por semana, de 30 minutos. 
  • Evitar fumar, ya que es un hábito que potencia la enfermedad por hipertensión e incrementa el riesgo de daño arterial y accidente cardiovascular.
  • Regular el aspecto emocional y evitar el estrés, ya que baja las defensas y es el origen de diversas enfermedades más allá de la hipertensión. Es un hábito que te baja las defensas.

De igual manera, es importante realizar descartes periódicos, más aún si existen antecedentes familiares de hipertensión. Un diagnóstico temprano junto a la prevención pueden minimizar el costo de vida y una discapacidad a largo plazo como consecuencia.