¿Cuáles son los síntomas silenciosos cuando hay un problema de tiroides?

Hasta un 60% de personas con problemas a la tiroides aún desconoce que tiene esta condición. Un endocrinólogo explica quiénes son más propensos y cómo se detecta a tiempo

¿Quiénes son más propensos a tener problemas a la tiroides?

Un área muy fundamental para el funcionamiento y la calidad de vida del organismo de una persona es la tiroides, la cual cuando presenta problemas; por lo general, suele manifestarse a través de síntomas silenciosos por lo que se requiere un análisis más allá de la palpación.

Al respecto, Marlon Yovera Aldana, endocrinólogo e investigador de la Universidad Científica del Sur, señala que de acuerdo a las estadísticas, se estima que el 10% del planeta tiene algún problema de tiroides, pero el 60% de aquellas personas lo desconoce.

Pero, ¿qué es la tiroides en el ser humano y dónde se encuentra?

La tiroides es la glándula que tiene una función endocrina importante en el cuerpo humano, es decir, se relaciona con las hormonas y su buen funcionamiento. Yovera explica que la ubicación de la tiroides suele ser confundida por los pacientes.

“La tiroides está ubicada aquí abajo (de la quijada), encima del hueso que se llama Arnold. Sin embargo, muchos pacientes, piensan que está por debajo de la mandíbula o por el medio. Esas no son la tiroides, son otro detalle”, agrega el especialista para ÚtileInteresante.pe

Un gran porcentaje de pacientes desconoce de un mal funcionamiento de su tiroides.
Un gran porcentaje de pacientes desconoce de un mal funcionamiento de su tiroides.

¿Cuál es la función de la tiroides?

Esta glándula tiene un comportamiento vital en el metabolismo y, de acuerdo a Yovera, estas son las principales funciones de la tiroides en el organismo:

  • En la alimentación, al procesar glucosa, proteínas y lípidos. 
  • En el desarrollo neurológico, por lo que es fundamental que una mamá que es hipotiroidea tenga una buena suplementación para que los niños tengan un buen desarrollo cerebral.
  • Regulación de la temperatura.
  • Fuerza anímica y muscular, ya que un nivel adecuado de tiroides permite un buen desenvolvimiento en el día.
  • En la fertilidad de las mujeres. El hipotiroidismo mal controlado genera más dificultad para concebir.
  • Permite el crecimiento. Muchos niños que tienen problemas de talla baja es porque tiene un problema de deficiencia de hormona tiroidea.
     

¿Cómo se detecta un problema en la tiroides y qué tipo de análisis se hace?

Existen dos tipos de problemas a la tiroides: en cuanto a su funcionamiento, que puede ser exceso (hipertiroidismo) o deficiencia (hipotiroidismo), y las complicaciones en torno a su tamaño o forma. Por lo general, se detecta con un examen de sangre, pero también a través de la palpación. 

“Un 20% a 70% de la población tiene algún nódulo o quiste en la tiroides, es bastante común. Entonces la ecografía actual, que no es cara y es cómoda, detecta muchas lesiones. Es importante saber dónde hacer esa ecografía y que se interprete bien”, indica Yovera. 

Asimismo, el tipo de análisis depende de los riesgos en una persona. Si hay un antecedente familiar de nódulos o cáncer, se realiza una ecografía, y si se detecta un nódulo, se necesita una ecografía y examen de sangre.

La ecografía puede ayudar a determinar de un nódulo benigno o maligno en la tiroides.
La ecografía puede ayudar a determinar de un nódulo benigno o maligno en la tiroides.

¿En qué casos se realiza una palpación de la tiroides y cuándo una ecografía?

El especialista afirma que en forma y tamaño, un paciente puede tener un bocio, que es cuando crece toda la tiroides o simplemente crece una parte, que se llama nódulo y este puede ser sólido o ser de contenido líquido, también llamado quiste

De esta manera, la palpación puede detectar si aquel nódulo es mayor de un centímetro, así como también permite conocer su consistencia, movimiento o incluso puede dar las primeras señales de si es un tema benigno o maligno.

Por otro lado, la ecografía complementa la palpación en el caso de que los nódulos sean muy pequeños y no se puedan detectar o existan antecedentes familiares. Este análisis de imágenes también se realiza en aquellos cuellos gruesos que no pueden ser fácilmente palpables.

¿Cuál es la diferencia entre hipotiroidismo e hipertiroidismo?

El hipotiroidismo es la falta de la hormona tiroidea, el cual genera síntomas muy contrarios al hipertiroidismo, que es cuando hay un exceso de la función tiroidea. En general, ambos son polos opuestos en cuanto a síntomas.

¿Cómo empieza a manifestarse un problema en la tiroides?

“No siempre un problema de funcionamiento de la tiroides, función excesiva o deficiente, genera cambios en la tiroides. Los síntomas a veces son muy inespecíficos, lo más común son fatiga y últimamente muchos pacientes, refieren cansancio”, asegura el endocrinólogo Yovera. 

Además, el especialista añade otros síntomas silenciosos de problemas a la tiroides, que pueden pasar desapercibidos o confundirse con otras condiciones:

  • Cambios en el peso, aumentar en el caso de hipotiroidismo y bajar en el hipertiroidismo. 
  • Problemas en el control de la temperatura, siente mucho frío o mucho calor. 
  • También se asocia con la caída de cabello.
  • Las uñas se vuelven más frágiles.
  • Con respecto a la menstruación, en el hipotiroidismo suele haber menstruación más abundante y mayor sangrado; en cambio en el hipertiroidismo, las reglas se suele cortar o no venir.
  • Estreñimiento en el caso de hipotiroidismo y aumento de las deposiciones en lo contrario.
  • Falta de fuerza muscular.
     
La fatiga y falta de fuerza muscular son uno de los principales síntomas de problemas a la tiroides.
La fatiga y falta de fuerza muscular son uno de los principales síntomas de problemas a la tiroides.

¿Quienes son más propensos a sufrir de problemas a la tiroides y desde qué edad?

De acuerdo al Dr. Yovera, los problemas a la tiroides son más común en mujeres, en proporción de 8 a 1 con respecto al varón. Asimismo, la edad en la que suele aparecer es entre los 20 a 50 años; sin embargo, hay ciertos factores de riesgo.

“El antecedente familiar está ligado bastante a ello. Si yo tengo mi mamá o mis abuelas con enfermedad tiroidea, sugerimos desde los 20 a 30 años empezar a chequearse. No solamente con palpación, sino con un examen en sangre que permite determinar cuánto funciona mi tiroides”, agrega.

Otras condiciones de riesgo, por ejemplo, es en pacientes con Síndrome de Down y también en aquellos que tienen enfermedades autoinmunes, esta última es la mayor y principal causa de hipotiroidismo. Por ejemplo, el vitíligo, artritis reumatoide, lupus, diabetes tipo uno, entre otros.

Ten en cuenta que es necesario reconocer, además, que son múltiples síntomas en conjunto los que tienen que estar presentes para sospechar de enfermedad tiroidea y pasar por un examen integral endocrinológico. 

RELACIONADOS