¿Es peligroso bañarse con agua caliente y luego salir al frío?

¡Cuidado! Desde un desmayo hasta un infarto.  Dos especialistas te explican qué le pasa a tu cuerpo cuando te bañas con agua caliente

¿Es peligroso bañarse con agua caliente y luego salir al frío?
Dos especialistas te explican qué pasa con tu cuerpo cuando te bañas con agua caliente

Es usual que, en estos días, en que hace más frío, te bañes con agua caliente antes de ir a la universidad o al trabajo.  Pero ¿qué pasa cuando sales inmediatamente a la calle luego de ducharte?

Los expertos aseguran que tomar duchas con agua caliente, por mucho tiempo, y luego salir, puede producir un cambio brusco en la temperatura corporal, lo cual altera la presión arterial y traería como consecuencia un desmayo o en casos más graves un infarto o una mala irrigación cerebral o del músculo cardiaco. 

Mira también: [Bañarse todos los días puede ser dañino para tu salud]

¿Qué pasa con tu cuerpo cuando te bañas con agua caliente?
El doctor Tomás Borda, explicó en DR TV, programa que era emitido en América Televisión, que, cuando el cuerpo se somete a baños calientes, por mucho tiempo, se produce una vasodilatación y la sangre está más cerca de la superficie, por lo que las personas se ponen rojas.  Sin embargo, lo más grave es cuando la sangre no llega con buena presión a todo el cuerpo.

"Cuando la persona se baña con agua caliente tiende a ponerse rojo porque los vasos sanguíneos se dilatan, aumentan en volumen y eso hace que la sangre que debería llegar a todas las partes del cuerpo, llega con muy poca presión ocasionando algún desmayo".

[Síntomas de un infarto y paro cardíaco: ¿cuál es más peligroso?]

Broncoespasmos en niños por cambio brusco de temperatura
Patricia Llaque, neumóloga pediatra del Instituto Nacional de Salud del Niño, advirtió que, si tienes un niño y lo bañas agua tibia para luego sacarlo a la calle, lo puedes exponer a sufrir de algún broncoespasmo o a que tenga cuadros de hiperactividad bronquial.

“El frío no enferma, pero, un cambio brusco de temperatura no es adecuado”, precisó la especialista.

Resequedad en la piel
Cuando usas el agua caliente por mucho tiempo, se genera resequedad en la piel y te expones a sufrir alguna alergia.

“La piel tiene una grasa especial que nos protege, el agua caliente retira esa grasa y la hace más susceptible a sufrir dermatitis o procesos alérgicos”, detalló el doctor Borda.

Recomendación: Los especialistas aconsejan tomar duchas de no más de cinco minutos y cambiarse de ropa dentro del baño para evitar un cambio brusco en la temperatura.

 

Deja un comentario