¿Qué pasa cuando te lavas las manos en exceso?

Lavarse mucho las manos, más allá de eliminar gérmenes, también puede tener consecuencias negativas para nuestra salud. Conoce por qué sucede esto

¿Qué pasa cuando te lavas las manos en exceso?
Lavarse las manos en exceso puede incluso atraer más gérmenes.

Si bien es cierto que un buen lavado de manos con jabón puede evitar la libre circulación de bacterias, parásitos y hongos por nuestro organismo, este simple hábito también puede condicionarnos a ciertas enfermedades. 

Lee: [¿Por qué salen lunares rojos en la piel y cómo prevenir su aparición?]

Más allá de mantener las manos limpias y libre de gérmenes, su importancia debe girar en torno a la frecuencia con la que realizamos esta actividad, ya que lavarse las manos en exceso no es del todo beneficioso para nuestra salud

1. Atrae más gérmenes y bacterias

Nuestra piel expulsa un tipo de grasita llamado dermis, el cual cubre nuestras manos con el fin de protegerlas de microorganismos externos. Cuando nos lavamos las manos, esa grasita aceitosa desaparece junto con las bacterias y gérmenes que albergaba. 

Este líquido vuelve a aparecer en un corto plazo, siempre y cuando le demos un tiempo a la epidermis de secretarla. De lo contrario, la piel quedaría al descubierto, ocasionando resequedad y heridas que darían entrada a muchos gérmenes.  

2. Causa infecciones a la piel

Al lavar las manos constantemente, no permitimos que la flora cutánea se regenere, lo que deja desprotegida nuestra pie. La flora cutánea es la responsable de enfrentar diversas agresiones a la piel. Sin ella, pueden aparecer alergias, irritaciones u otros tipos de dermatitis.  

Lee: [¿Picazón en la piel y enrojecimiento? Conoce la causa y cómo evitarlo]

3. Permite la aparición de arrugas en la piel

No alteres el ph de tus manos. Tu piel puede deshidratarse y perder elasticidad. Más allá de ocasionarte heridas, debido a la resequedad, puede favorecer la aparición de arrugas prematuras

4. Perjudica el sistema digestivo

Una flora intestinal fuerte y resistente necesita renovarse constantemente. Para ello, requiere recibir a través de la boca una cantidad adecuada de parásitos, hongos y bacterias.

Nuestro cuerpo es sabio y sabe cómo recepcionar estos organismos, sin perjudicarnos.Si no se realiza este proceso, nuestra flora se empobrece y no podrás producir vitaminas, ni protegernos de muchas enfermedades gastrointestinales

5. Puede convertirse en un problema psicológico

El hábito de lavar las manos excesivamente y que ello perjudique nuestras actividades cotidianas o incluso las del resto, puede tener una causa psicológica. Este tipo de conducta podría ser un síntoma de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), lo que necesitaría el tratamiento de un especialista. 

Lee también: [¿Cuál es el mejor tratamiento facial para eliminar el acné?]

Deja un comentario