Real Madrid venció 2-1 al Barcelona en un clásico infartante y tomó la punta de LaLiga

Real Madrid venció 2-1 al Barcelona en un clásico infartante y tomó la punta de LaLiga
Real Madrid se quedó con el Clásico. | Foto: AFP/Video: Espn

Real Madrid se impuso al Barcelona en el Alfredo Di Stéfano, por la fecha 30 de LaLiga

El Real Madrid se puso provisionalmente líder de LaLiga tras ganar 2-1 al Barcelona, este sábado en el clásico de la 30ª jornada del campeonato español, que se aprieta a pocas jornadas para el final.

El francés Karim Benzema abrió el marcador (13), el alemán Toni Kroos puso el 2-0 de falta (28) y Óscar Mingueza hizo el 2-1 (60), que deja a los blancos en cabeza de la clasificación, empatados a puntos con el Atlético de Madrid, que el domingo visitará al Betis con la posibilidad de recuperar el primer puesto.

El Barça baja a la tercera plaza, a un punto de los dos primeros, dejando el campeonato muy emocionante, a falta de ocho jornadas para el final.

Casemiro fue expulsado por doble amarilla en los minutos 89 y 91.

OTROS RESULTADOS

Antes, el Athletic de Bilbao empató 0-0 con el Alavés (19º), en el que se estrenó en el banquillo Javi Calleja, tras la salida de Abelardo Fernández esta semana.

El Athletic, en el que Jon Morcillo estrelló un balón en larguero (17), llevó el peso del partido, pero se encontró con la buena actuación del portero Fernando Pacheco, a una semana de enfrentarse al Barcelona del próximo sábado en la final de Copa del Rey.

En el primer partido del día, un gol en propia puerta de David Timor (64) dio la victoria al Cádiz, que se coloca nueve puntos por encima del descenso, marcado por el Elche (18º) tras su derrota el viernes frente al Huesca (16º) 3-1.

El Getafe, que acumula su quinto encuentro consecutivo sin ganar, está a solo cuatro puntos del abismo, a falta de ocho jornadas de Liga por disputarse cuando finalice la actual.

Tras una primera parte igualada, el Getafe dominó en la segunda, pero cuando mejor estaba, Timor empujó a sus propia portería un centro sin peligro desde la izquierda (64).

En Eibar, los locales cayeron 1-0 ante el Levante para ocupar el puesto de colista de la clasificación tras trece partidos sin ganar.

Un gol de Jorge de Frutos de disparo ajustado al palo (45+2) pone a los granotas octavos, aunque todavía lejos de Europa. AFP

El gran clásico del fútbol español dejará en la noche del sábado un nuevo líder en la clasificación de LaLiga Santander y una buena dosis de presión para el Atlético de Madrid, tras la cita entre un Real Madrid crecido por la imagen ofrecida ante el Liverpool y un Barcelona con el factor físico de su lado, que vuela en el torneo doméstico.

El Real Madrid vs. Barcelona se jugará este sábado desde las 2:00 p. m. (hora peruana) y será transmitido EN VIVO por Espn. También podrás seguir las incidencias del encuentro a través del MINUTO A MINUTO de américadeportes.pe.

Al final de la primera vuelta era complicado explicar que del clásico de abril saldría un nuevo líder. Nadie en el Real Madrid y Barcelona lo podían imaginar por la distancia de un Atlético de Madrid crecido. El desplome del equipo de Diego Simeone y el regreso a la regularidad de dos grandes que siempre vuelven, presentan un partido con todos los alicientes en un nuevo escenario.

El Atlético tendrá que responder el domingo en la casa del Betis y con bajas de jugadores claves, como el uruguayo Luis Suárez y Marcos Llorente, después de ver cual de sus rivales se posiciona mejor para la batalla final por el título. Dos rachas enfrentadas. Doce partidos sin perder del equipo de Zinedine Zidane, recuperando pegada con 30 goles a favor y seguridad con tan solo siete en contra. Una remontada espectacular de los de Ronald Koeman, con trece victorias en las catorce últimas jornadas. Nueve triunfos consecutivos lejos del Camp Nou.

Al duelo que siempre marca al ganador y el perdedor, más aún en un momento clave de la temporada, llega el Real Madrid lanzado en lo anímico tras la imagen mostrada en una Champions League en la que es el único representante del fútbol español. El 3-1 al Liverpool, la unión para superar las bajas defensivas de Sergio Ramos, Dani Carvajal y Raphael Varane, el partido soñado del brasileño Vinicius, los goles de Marco Asensio en sus cuatro últimos encuentros. Son motivos que lanzan el optimismo antes de un clásico en el que la principal preocupación es la diferencia en el desgaste físico ante un rival que no tuvo partido entre semana.

Es un factor que provoca que Zidane medite introducir novedades o mantener lo que tan bien funcionó en 'Champions'. La imagen imponente de Militao, el poderío del centro del campo con tres pilares intocables, la línea goleadora de Benzema con goles en las seis últimas jornadas de Liga y el reto de volver a marcar en un clásico casi cuatro años después. Los cambios pasarían por el regreso a un sistema con tres centrales. Provocaría el paso de Mendy al centro de la zaga y la entrada de Marcelo en el carril izquierdo.

Para ello, tendría que salir del once Vinicius, poco probable tras el liderazgo mostrado ante el Liverpool y el paso al frente en la definición con su doblete, o Marco Asensio en racha goleadora. Eden Hazard sigue fuera mejorando su físico y el uruguayo Fede Valverde, clave en el triunfo del Camp Nou en la primera vuelta (1-3), también cuenta con opciones si Zidane decide meter músculo y renovar energía en la medular.

El Barcelona aterriza en Madrid con el objetivo firme de dar el salto al liderato. Y eso que no hace tanto era un equipo a la deriva. La situación institucional, sin presidente desde octubre y con una crisis económica galopante, tenía un reflejo en la situación del equipo, que no acaba de levantar el vuelo. De hecho, llegó a estar doce puntos por debajo del Atlético de Madrid (26-14) a principios de diciembre tras su derrota en Cádiz.

Pero poco a poco, Koeman dio con la tecla. Con tres centrales y dos carrileros, su equipo fue creciendo. Apareció Dembélé, Messi seguía a lo suyo, Frenkie de Jong fue un jugador diferencial e incluso Sergio Busquets era otro. El Barça desde aquel partido en Cádiz no ha vuelto a perder y en los últimos diecinueve, ha conseguido 51 puntos sobre 57 posibles; el Atlético, 40.

Por eso el partido ante el Real Madrid es decisorio. Si los de Koeman no salen derrotados de Valdevebas, el Barcelona habrá dado un paso de gigante cuando quedan nueve partidos para el final de LaLiga.

El técnico neerlandés está pendiente de la recuperación de Gerard Piqué o de si decide alinear al uruguayo Ronald Araujo, dos jugadores que obligarían a darle una vuelta al once, puesto que si juega cualquiera de los dos; Frenkie de Jong pasaría a actuar en la medular. Y como consecuencia de ese cambio de fichas, quien podría quedarse fuera del once es el francés Antoine Griezmann. EFE

Deja un comentario