Carlos Zambrano y su saludo con Darío Benedetto tras el Racing-Boca Juniors

Carlos Zambrano se habría agarrado a golpes con Darío Benedetto. | Video: América Televisión (Fuente: Espn)
Por: Redacción América Deportes

Luego de la presunta pelea y el empate a cero, el defensa y el delantero se cruzaron en el campo del Cilindro

Carlos Zambrano y Darío Benedetto se habrían agarrado a golpes durante el descanso del partido entre Racing Club y Boca Juniors, que terminó 0-0 por la decimotercera fecha de la Liga Profesional 2022 del fútbol argentino.

La pelea habría tenido como escenario la manga que lleva del campo a los vestuarios. Una discusión subida de tono y algunos manotazos que dejaron con el rostro lastimado al defensa y con un arañazo cerca al cuello del delantero.

La situación se habría calmado y una muestra de ello es lo que ocurrió tras el pitazo final del árbitro Fernando Rapallini.

En las imágenes de la TV argentina se puede observar que Carlos Zambrano, luego de hacerle un reclamo al juez del partido, cómo saluda a Darío Bendetto, quien le devuelve el detalle.

Empate en el Cilindro
Boca Juniors salvó un punto en un empate 0-0 frente a Racing, que dilapidó muchas ocasiones para quedarse con los tres puntos y convirtió al arquero Agustín Rossi en la figura del clásico jugado el domingo, en el cierre de la decimotercera fecha de la Liga Profesional 2022 del fútbol argentino.

Racing fue claramente superior durante un largo rato, con un juego más dinámico y agresivo frente a un Boca que se propuso jugar de contraataque, y en este contexto la Academia generó al menos una decena de situaciones que no supo aprovechar, entre fallas en la definición y varias intervenciones del portero Rossi.

Boca se mostró inconexo y lento durante casi una hora, pero mejoró notoriamente con los cambios en la segunda parte y en los últimos minutos tuvo contra las cuerdas a un Racing que había dejado pasar sus posibilidades y hasta se salvó en la última jugada del encuentro, en un remate del colombiano Frank Fabra que Mura despejó sobre la línea de gol.

El clásico terminó con una fuerte polémica por un presunto penal favorable a Boca, por una mano del volante Jonathan Gómez en el área de Racing, pero el árbitro Fernando Rapallini consideró que no hubo infracción después de observar la acción en el VAR y dio por terminado el encuentro.

Deja un comentario