Tres temas que nunca deberías hablar frente a tus niños

Recuerda que, los pequeños absorben cada palabra y reacción, las mismas que marcarán su vida para siempre

Tres temas que nunca deberías hablar frente a tus niños
Psicólogos recomiendan evitar estos temas frente a tus hijos

Se sabe que los niños son como esponjas, pues la mayoría tiende a imitar a sus padres en lo que hacen y en lo que dicen.  Por ello, es importante tener mucho cuidado con los temas que se hablan delante de ellos.

¿Por qué no se debe hablar delante de los hijos ciertos temas?
Especialistas indican que los niños interpretan el mundo desde una perspectiva muy particular. Comprenden y absorben mucho más de lo que se cree, pero lo hacen de forma literal.  Por ejemplo, si comentas que la vecina tiene patas de gallo, no te debería sorprender que tu hijo se fijara en si las piernas de dicha señora son como las del animal

Mira también: [¿Por qué no deberías obligar a tus niños a dar besos y abrazos?] 

Tampoco pueden entender las ironías, sarcasmos y dobles sentidos.  O, peor aún, que en un momento de enfado puedas decir algo de lo que te arrepentirás más tarde.

¿Qué temas no debes hablar con niños presentes?

  • Hablar mal de otras personas: esto incluye también los chismes en general. Los niños, especialmente los más pequeños, no son capaces de entender estos comentarios privados y pueden sentirse confundidos, divididos y hasta culpables.
  • Preocupaciones: el dinero, el tiempo, la comida.  No debes dejar que todo lo que te preocupa, pase a tus hijos.   Escuchar palabras preocupantes o percibir angustia puede generarles estrés y miedos.  A medida que avancen en edad, los niños podrán ser partícipes de algunas de estas conversaciones, en especial cuando superan los 10 años.  Cuando vayan creciendo, se puede ir explicando estas situaciones, pero siempre de forma que puedan comprender y asimilar.
  • Hablar delante de los hijos como si no estuvieran presentes: etiquetarlos y hacer comentarios sobre su físico o su intelecto, especialmente si son negativos, pueden generarles complejos.

[¿Por qué algunos niños o adultos sacan la lengua cuando hacen algo?]

¡Cuida el tono!
Por ejemplo, los gritos, aunque no estén dirigidos a los niños o te puedan aliviar, solo servirán para que el niño se bloquee, se asuste y se sienta confundido. También se debe evitar las mentiras, porque se acostumbrarán a evitar la verdad cuando les resulte conveniente.

¿Cómo controlar de manera efectiva lo que se dice frente a los niños?
Que debas estar atento al hablar delante de los hijos, no significa que tengas que bloquearlos de toda clase de comentario o aislarlos del diálogo. Hacer esto podría ser interpretado por ellos como rechazo a que su presencia te molesta.

Por ello, un buen método para calcular lo que dices es, antes de hablar, actúa como si tu conversación estuviera siendo filmada y así estarás consciente de usar los gestos, movimientos y lenguaje adecuado.

Mira también: [Cómo saber si tu hijo sufre de abuso sexual y cómo protegerlo]

También se recomienda mantener un lenguaje claro y directo, puesto que, durante los primeros años, los niños no distinguen metáforas o juegos de palabras y escuchar este tipo de diálogos solo generará confusión.

Finalmente, evita por completo que el menor esté presente en una situación de estrés, extrema tristeza o disgusto.  Recuerda que tus niños aprenderán de todo lo hagas y esto determinará su comportamiento futuro.

Etiquetas psicología salud
Deja un comentario