¿Qué pasa cuando te vas a escondidas de tu hijo para que no llore?

Una especialista en crianza explica cuáles son los daños que ocasionas en tus hijos pequeños al irte a escondidas de ellos

Lo que debes saber si te vas de casa sin despedirte de tu hijo

¿Tu hijo llora al ver que te vas al trabajo o a algún lugar y para evitar esto, sales a escondidas de él? A muchos padres les pasa también, que cuando llevan a sus pequeños al nido sufren cuando se tienen que ir.  A otros se les parte el alma al ver que sus hijos se aferran a su pierna y les piden que se queden.  

Gaby González, pedagoga y psicoterapeuta especializada en crianza, menciona que el hecho de que un niño se aferre a su mamá o papá es un comportamiento totalmente normal y una demostración hermosa de un vínculo profundo, pero puede crear muchas inquietudes.

“Cuando los niños están en edad preescolar, ya comprenden más claramente el efecto que sus emociones y reacciones tienen sobre nosotros. Esto no significa que no lo sientan, pero sin duda quieren también atención y validación a eso que sienten”, señala.

¿Cuáles son las consecuencias de irte a escondidas de tus hijos pequeños? 

La pedagoga dice que cuando te vas sin despedirte no les evitas el sufrimiento, solo dejas de verlo y la falta de certidumbre puede lastimar más a tus hijos que la misma despedida.  “No saber si vas a volver, en cuánto tiempo y por qué no te despediste los llenará de angustia y desesperación”, advierte.

Entonces ¿Cómo se debe manejar esta situación y cómo despedirte de tu hijo? 

La especialista indica que las despedidas deben ser siempre breves y simples. Si se prolonga, también se extiende la transición y la ansiedad en tu hijo.  En ese sentido, Gaby González refiere que si tanto mamá o papá establecen la misma rutina haciendo las mismas cosas a la misma hora todos los días, evitando factores inesperados, ayuda a sentir menos angustia.

Recuerda que al principio todo es nuevo para ellos, para los hijos nada es obvio, así que sé muy clara; cuando hables de tu regreso dale detalles específicos para que entienda, hablando del tiempo de manera que lo pueda entender y procura cumplir con lo prometido; esto le ayudará también a construir su confianza e independencia.

“La próxima vez que tengas que irte, mejor explícales a dónde vas y cuánto tardarás, con esto les darás seguridad.  Hazles saber que volverás y que no lo estás abandonando”, puntualizó.