¿Debo preguntarle a mi pareja con cuántas personas ha tenido sexo?

¿Hasta qué punto se puede hablar sobre tu pasado sexual? ¿Qué factores debes considerar antes de sincerarte con tu pareja? Una especialista resuelve estas y otras dudas

El interés por el pasado sexual de tu pareja

¿Te ha pasado que acabas de iniciar una relación o tal vez ya llevan un tiempo juntos y de pronto se ha mostrado interesada o interesado en saber con cuántas personas has tenido relaciones sexuales

Es normal sentir curiosidad por conocer el pasado sexual de nuestra pareja, pero qué ocurre con dar demasiada información.  ¿Cuál es el límite? 

En conversacion con Utileinteresante.pe Marlen Serrano, sex coach y que acompaña a las parejas en terapias sobre el amor y el arte amatorio, nos explica que en algunas personas, sobre todo en los varones, se puede despertar el lado “competente” y por ello, hay que tener cuidado con la información que brindamos.

“Ellos se van por cómo lo hacían, no te lo preguntan directamente, pero una pregunta lleva a la otra escabrosamente y pueden terminar afectados porque nosotras nos llevamos por las emociones y podemos decir cosas sin filtro y sin querer nos salimos del tema… La persona que nos escucha toma en cuenta todo y para él eso es competencia, por eso hay que tener cuidado en cómo se lo vas a decir o qué es lo que tienes que decir”, indicó.

¿Debo preguntarle a mi pareja con cuántas personas ha tenido relacione sexuales?

Sobre la cantidad de parejas sexuales, Marlen considera que es una decisión muy personal y responsabilidad de cada uno sobre las consecuencias.  No obstante, recomienda que antes de hablar sobre los ex en la intimidad, es vital conocer a tu pareja actual y considerar algunos factores:

Si tu pareja no se deja llevar por las emociones y tiene muy mala memoria, díselo.  Si solo estás saliendo con alguien y no hay nada serio, díselo.  Pero, si estás con un hombre que es sentimental, que es competente y machista, todo lo que digas puede ser una tortura para ambos”, advierte la especialista.

En ese sentido, aconseja que cuando se brinda una información íntima se deben evitar decir los detalles, como por ejemplo, el cómo lo hacía y cómo te hacía sentir o si tenía las manos grandes o manos chicas.  “A veces lo hacemos sin empatía y no estamos pensando en lo que la pareja sexual puede estar asimilando de esa conversación, mucha información puede sumar, pero también puede restar en la relación”

Relaciones sexuales seguras

Asimismo, comentó que si bien es un derecho válido el conocer con quiénes ha estado tu pareja en el pasado, es muy importante que las preguntas que se realicen se conduzcan por el vehículo de una mejora en la relación.  Como por ejemplo, el prevenir el contagio de una enfermedad de transmisión sexual, sobre todo si no se utiliza el condón.

Para la sex coach, la inseguridad que todos podemos sentir, en algún momento de nuestra vida, nos puede jugar en contra.  Por ello, se debe decir lo necesario ya que la sinceridad no significa que el “sincericidio”. 

“La idea es no llegar al morbo porque esto nos lleva al descontrol y posteriormente, los celos.  Lo peor que pueden hacer es llevar una relación llena de presión o llenándose de celos por gente que ni siquiera tiene contacto con tu pareja”, rescata.

Puede seguir a Marlen Serrano en sus redes sociales o escuchar sus podcast.