Útil e Interesante

Picazón y ardor por infección vaginal: ¿cuál es el tratamiento?

Dos ginecólogas te explican además, cómo reconocer los síntomas de una infección vaginal, una condición que es más frecuente en verano y que también afecta a tu pareja

Las infecciones vaginales se presentan durante todo el año, pero en el verano se suelen dar con más frecuencia, principalmente por dos causas: bacterias u hongos.

El calor, la humedad y el ir con frecuencia a la piscina o a la playa pueden provocar una alteración en el ph vaginal o protección de la vagina y se forma el ambiente ideal para la proliferación de un hongo llamado cándida.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

  • Ardor y picazón en la zona íntima.
  • Presencia de flujo vaginal anormal, un descenso que la mujer verá en la ropa interior y que además, provoca incomodidad.  
  • Inflamación.
  • Prurito.

Por su parte, la ginecobstetra Mirian Contreras de la clínica Delgado mencionó en “Sanamente” que las infecciones vaginales pueden darse a partir de los 7 años de edad.  En el caso de las niñas, el origen principalmente son los parásitos.

“Mientras que, en la etapa reproductiva, durante el post parto o lactancia y también la menopausia se presentan inflamaciones, pero no infecciosas sino producto del déficit de estrógenos", refirió Contreras.

¿Cuál es el tratamiento para la infección vaginal?
Lo más importante es no automedicarse, si presentas los síntomas antes descritos, debes acudir al ginecólogo para recibir el tratamiento más efectivo.

“Si es una vaginitis por hongos el tratamiento consiste en un antimicótico oral y tópico.  Si es una infección por bacterias, es importante tener cuidado en la higiene de la zona íntima”, puntualizó.

Recomendaciones para prevenir estas infecciones

  • Usa prendas de algodón.
  • Evita el uso excesivo de protectores diarios.
  • La higiene íntima debe ser dos veces al día, sobre todo en verano.
  • Si vas a la playa o piscina, cámbiate de ropa interior y no te quedes con la ropa húmeda o mojada.
Etiquetas ginecología Salud
Deja un comentario

RELACIONADOS