Útil e Interesante

Flujo vaginal: síntomas y tratamiento de una infección vaginal

Una especialista te explica el significado de estos flujos vaginales y qué personas son más propensas a padecer infecciones vaginales  

Los flujos vaginales, llamados comúnmente descensos, son secreciones que una mujer elimina por la vagina y que por lo general, se dan de manera natural a mediados de mes como parte de la ovulación. 

De acuerdo a la Dr. Lía Paz, ginecóloga de la clínica INPPARES, estos líquidos son normales cuando tienen un aspecto como de clara de huevo y no tienen olor alguno. Sin embargo, existen otros flujos que  pueden ser la consecuencia de una infección vaginal

“Cuando estos descensos cambian de característica, se tornan blancos, espesos, amarillentos, verdosos, mal olientes y espumosos, ya estamos hablando de flujos vaginales patológicos”, explica la doctora en el video. 

Estos cambios anormales en las secreciones de una mujer se producen debido a la existencia de algún germen, hongo o bacteria, los cuales generan un desequilibrio de la flora vaginal.

Según el aspecto del descenso, ¿qué infección vaginal puedo tener?

Vaginitis por hongos o candidiasis: se expulsa un flujo blanco con grumos, espeso y lechoso, que causa picazones constantes y tiene mal olor. 

Tricomoniasis: la secreción se torna amarillenta o verdosa, y tiene un aspecto espumoso, de muy mal olor como a pescado, además de causar escozor. 

Además, la especialista detalló que cuando estos líquidos vienen acompañados de sangre, puede que exista una lesión en el canal vaginal o en la vulva, debido al escozor e inflamación al momento de rascarse.

¿Qué personas son más propensas a padecer una infección vaginal?

El contagio de estas infecciones se da por el contagio durante las relaciones sexuales, por tener contacto con una playa o piscina contaminada, el uso de baños públicos, el contacto con ropa interior contaminada y una mala higiene.

Asimismo, las mujeres que padecen de diabetes o alguna condición que induce a las bajas defensas, como un embarazo, son un foco de cultivo para las infecciones vaginales reiterativas. Por ello, se recomienda la atención periódica con el ginecólogo y el endocrinólogo.

¿Cuál es el tratamiento?

Para este tipo de secreciones patológicas y según sus características, el especialista médico brinda un diagnóstico que puede seguir un tratamiento con óvulos, cremas vaginales o medicamentos vía oral.

Cabe resaltar que también se recomienda el tratamiento de la pareja porque influye directamente en la vida sexual, además de ser fundamental la atención constante con el urólogo.

Te puede interesar:

Deja un comentario

RELACIONADOS