Arsene Wenger fue expulsado y reaccionó empujando al cuarto árbitro

Arsene Wenger reconoció su mal accionar

El DT se mostró arrepentido por la reacción que tuvo tras ser expulsado

Arsene Wenger se disculpó por empujar al cuarto árbitro durante la victoria del Arsenal sobre el Burnley (2-1), por la Premier League, y aseguró que se "arrepiente de todo".

Wenger empujó al cuarto réferi, Anthony Taylor, después de que el árbitro principal, John Moss, pitara, en el tiempo de descuento de la segunda mitad (m.90+3), un penal a favor del Burnley, lo que le valió la expulsión.

"Me debería haber callado, y pido perdón por no haberlo hecho. No fue con mala intención. Debería haber mantenido el control, incluso si todo esto ocurrió en un momento muy loco", dijo Wenger tras el encuentro.

"No fue nada malo. Dije algo que se suele decir a diario en el fútbol. Nueve de cada diez veces no te expulsan por decir eso. La verdad es que estuve calmado durante todo el encuentro, más de que de costumbre, pero debería haberme callado en ese momento", reconoció Arsene Wenger.

Deja un comentario