¿Qué snacks crujientes y saludables puedes comer en cuarentena?

Una nutricionista te explica por qué el cerebro siente preferencia por alimentos dulces o salados cuando estás ansioso y te da opciones saludables y crocantes para consumir entre tus comidas

¿Qué snacks crujientes y saludables puedes comer en cuarentena?
Snacks saludables y crujientes para calmar el hambre

Estar encerrado en casa, por la cuarentena, probablemente te produce intensas ganas de ganas de comer, sobre todo snacks procesados que tienen una alta cantidad de calorías y son poco saludables.  ¿Por qué tienes sientes antojo por consumir alimentos crujientes dulces o salados?

La nutricionista Sara Abu-Sabbah explicó, en entrevista telefónica con Útil e Interesante que, cuando estamos muy ansiosos, estresados o nerviosos, bajan los niveles de glucosa en la sangre y se emiten señales al cerebro, el cual siente preferencia por carbohidratos, ya sean dulces o salados, como unas papas fritas.  Sin embargo, esto se convierte en un círculo vicioso.

“Estos alimentos al ser ultra procesados y refinados pasan rápido a tu digestión y rapidito llega a tu sangre haciendo que el nivel del azúcar suba.  El cerebro identifica esto y para de comer, baja los niveles, pero al poco tiempo, te vuelve a pedir más azúcar y ahí es cuando dices: no sé qué me pasa, como por ansiedad todo el tiempo.  Y es que al subir y bajar los niveles de azúcar se impulsa el acto de comer”, detalló la especialista.

Entonces, qué alimentos crocantes, pero saludables puedes comer cuando tengas hambre sin explicación.

alimentos para ansiedad

Sara mencionó que para aquellos que sienten apetito, pero producto de la ansiedad, deben elegir alimentos que tengan estas características: crocantes, de bajas calorías y saludables.

El apio o zanahoria cruda son bien crunchy.  Estos alimentos hacen trabajo masticatorio y el cerebro entiende que está recibiendo alimento, se queda tranquilo y calma la ansiedad”, precisó.

Sin embargo, advirtió que no es conveniente comer apio o zanahoria todo el día y se debe tener un hábito alimentario en el que se marcan horarios porque luego se adopta la costumbre de masticar algo constantemente.  Entonces, ¿cuál es la solución?

 (((Escucha la entrevista a la nutricionista Sara Abu-Sabbah))) 

Comer a tus horas y tener meriendas entre desayuno, almuerzo y cena es una opción saludable y no tendrías por qué subir de peso.  Estas son las alternativas:

  • Una fruta fresca con cáscara.
  • 30 gramos (equivalente a un puño cerrado) de frutos secos, como almendras, pistachos o nueces.
  • 6 aceitunas.
  • Un pedazo de queso.
  • Un huevo duro.
  • Un vaso de 150 mililitros de yogurt descremado, de preferencia.

Con cualquiera de una de estas opciones o entremesas, le das a tu cuerpo un alimento nutritivo que va a utilizarlo de forma eficiente y calmas el hambre hasta que te toquen tus comidas principales.

Snacks crujientes y saludables

snacks saludables y crujientes
Ahora que estás en casa, puedes preparar chips de verduras, tubérculos o frutas en el horno.  Sara Abu-Sabbah compartió la siguiente receta:

  • Corta en filetes o láminas la papa, camote, betarraga o remolacha, mango, manzana o zapallito italiano y mételos unos minutos al horno.  Para darle más sabor, puedes agregarles un poquito de aceite y sal gruesa.  El resultado es que tendrás un snack crujiente y perfecto para tu día.

Te puede interesar:

Etiquetas nutrición salud
Deja un comentario