¿Qué significan las manchas rojas en el huevo crudo?

Conoce el significado de esos "puntos de sangre" en la yema o clara del huevo, además de otras anomalías en su composición 

¿Qué significan las manchas rojas en el huevo crudo?
Estas manchas en el huevo pueden aparecer debido a un defecto en el organismo de la gallina.

Si bien el huevo es un alimento nutritivo, rico en vitaminas y proteínas, también puede afectar nuestra salud, sino tomamos suma atención a ciertas anomalías. En el Día Mundial del Huevo, te las recordamos:

Lee: [Seis alimentos que producen colágeno a tu piel de forma natural]

Al momento de freír un huevo, probablemente lo primero que haces es observar qué tan normal es su composición cuando se encuentra encima de la sartén. 

Entre tantas características, quizás te has encontrado con pequeñas manchas rojas o marrones, ya sea flotando en la clara o yema del huevo, y te has preguntado si representa alguna anomalía dañina para la salud. 

Lee: [¿Qué es ese líquido rojo que ves en la carne cruda?]

Estos “puntos de sangre” se deben a una ruptura de vasos sanguíneos en el aparato reproductor de la gallina durante el proceso de ovulación o formación del huevo. 

Otro motivo para la aparición de estas manchas oscuras se debe a la descamación de las paredes y tejidos internos dentro del aparato reproductor de una gallina poco joven. 

Sin embargo, estas características no deben inquietar al consumidor. Según los especialistas, son perfectamente comunes y normales, sobre todo en ciertas razas de gallinas. 

Lee: [¿Qué significan las etiquetas de las frutas y verduras?]

Es decir, un huevo con manchas pequeñas de sangre no es peligroso para la salud, ni mucho menos indica que esté fertilizado. Aquellas manchas se pueden retirar con un utensilio, pero si el huevo contiene mucha sangre, lo mejor será desecharlo. 

Otras anomalías en los huevos

  • Un huevo con dos yemas: durante el proceso de ovulación, puede ocurrir que la gallina genere dos óvulos, lo cual es completamente típico, sobre todo en aves jóvenes. Por lo tanto, si este huevo es fecundado, nacerían dos aves de un mismo cascarón. 
  • Cáscara con asperezas u ondas: estas deformaciones tienen un origen diverso, desde la incompleta formación del aparato reproductor de la gallina, un exceso de medicamentos o que el animal se encuentre estresado al momento de poner huevos.   
  • Manchas blancas en la clara del huevo: aquel filamento denso en la clara o yema indica que el huevo está fresco, lo cual es normal. Además, su función es mantener la yema suspendida en el centro. 
  • Pecas blancas en la cáscara: pueden indicar un exceso de calcio en la dieta de la gallina, así como también ciertos problemas en el aparato reproductor. Por lo general, el huevo es comestible, pero lo mejor será consultar a un especialista en nutrición.

Lee también: [¿Cómo eliminar los parásitos de las fresas?]

Deja un comentario