¿Por qué el ombligo huele mal y cómo evitarlo?

El ombligo es una parte de nuestro cuerpo de la que solemos olvidarnos, por ello el mal olor en esta zona es más común de lo que pensamos

¿Por qué el ombligo huele mal y cómo evitarlo?
Mal olor en el ombligo: causas y qué hacer para evitarlo

El ombligo es quizás una de las zonas de nuestro cuerpo a la que menos atención le prestamos al momento de bañarnos, por ello y otras causas más, esta cicatriz puede oler feo.  Lo más importante, es que, si detectas este mal olor, conozcas la razón y, obviamente, la manera de solucionarlo.

El mal olor del ombligo se debe principalmente a dos causas: mala higiene y onfalitis. 

Mala higiene: este pequeño orificio, ubicado en el centro de nuestro abdomen, tiene una forma muy estrecha, llena de pliegues que, si no le damos la limpieza adecuada, se puede convertir en un mundo de bacterias, producto de células muertas y la transpiración del cuerpo. 

La onfalitis: es otra de las causas, sin embargo, esta infección se presenta con frecuencia en los recién nacidos que tienen entre 5 y 10 días de vida. Se manifiesta con el enrojecimiento de la piel de alrededor del cordón, que se encuentra más dura, empastada, y con calor al tacto. También es característica la aparición de secreción purulenta de color amarillo muy maloliente.

¿Cómo eliminar el mal olor en tu ombligo y prevenir una infección?

  • Asegúrate de lavar el ombligo y secarlo bien después de bañarte, esto evitará la acumulación de humedad.
  • Aceites esenciales: otra forma de aplacar el mal olor es usando un poco de algodón con aceite de árbol del té.  Puedes dejarlo unos minutos y luego bañarte y lavar bien la zona del ombligo.

Recuerda que, lo más importante que es acudir a tu médico en caso de que presentes dolor o alguna secreción extraña, más allá de ser un problema de higiene, podría tratarse de algo más serio relacionado con tu salud.

Te puede interesar:

 

Deja un comentario