¿Qué exámenes físicos hace el ginecólogo en tu primera visita?

¿Qué preguntan en la primera cita ginecológica? ¿En qué consiste el examen físico? Una ginecóloga te resuelve estas y otras dudas

Muchas mujeres creen que la visita al ginecólogo se debe dar por el inicio de la vida sexual o la aparición de algún síntoma, cuando en realidad es necesario una consulta frecuente de al menos una vez al año y, como recomendación, desde que aparece el botón mamario.

Esta es la sugerencia de la ginecóloga Corina Hidalgo, quien además resalta que las consultas sirven para detectar tempranamente cualquier patología presente en el organismo o como medida de prevención.

Pero, ¿qué preguntan en la primera cita ginecológica?

“De todo un poco, desde cómo te sientes, si has tenido problemas de infecciones, cómo son tus reglas, si las relaciones son dolorosas, si hay apetito sexual, enfermedades, alergias, antecedentes familiares, hasta el tipo de toalla que usan, explica la Dra. Hidalgo en una publicación para sus redes sociales.

Tras conocer los antecedentes de una paciente, se procede a examinar. Un examen físico puede empezar siempre en el cuello, luego las mamas y, finalmente, la evaluación de los genitales.

La especialista indica que es importante conversar sobre el autoexamen de mamas mensual que deben hacerse y posterior un exámen clínico, el cual se realiza una vez al año y solo detecta el 40% se patologías en senos.

¿Qué exámenes físicos realiza el ginecólogo?

De acuerdo a la Dra. Hidalgo, ello depende de los antecedentes de la paciente, pero básicamente son los siguientes:

1. Prueba de Papanicolaou, el cual la especialista recomienda realizarlo anualmente.

2. Test de Virus del Papiloma Humano (cobas) que detecta hasta 14 genotipos de alto riesgo. Cada 5 años desde los 25 años.

3. Una ecografía transvaginal se recomienda de manera anual porque permite encontrar miomas, quistes, ver patologías endometriales, etc., que muchas veces no dan síntomas.

4. Ecografía mamaria desde los 20 años. La Dra. Hidalgo lo recomienda sobre todo para mamas que no se puedan explorar bien o si tienen algún antecedente importante. 

5. Descarte de infecciones de transmisión sexual (ITS) anualmente, así se tenga o no pareja estable, sea casada o soltera.

6. Mamografía obligatoria a partir de los 40 años

7. Densitometría ósea a partir de los 50 años.

8. Aplicación de la vacuna contra el VPH.

Cabe resaltar que, como indica la Dra. Hidalgo, cada caso en particular es personal y la frecuencia de estos exámenes puede variar según tus patologías, tu edad y el objetivo de cada consulta.