Útil e Interesante
Por: Redacción Ameríca Noticias

¿Qué infusiones se prohíben en el embarazo y por qué son peligrosas?

¿Sabías que durante el embarazo y la lactancia no se debe consumir anís? Te explicamos qué otras hierbitas pueden tener efectos nocivos en la madre y el bebé, pero también cuáles sí son seguras

En un artículo anterior te contamos sobre los pescados altos en mercurio que se deben evitar en el embarazo, pero también hay infusiones que están prohibidas durante la gestación.

La gastroenteróloga - nutrióloga, Chiara Pierinelli, menciona que entre las infusiones que no se deben consumir en el embarazo se encuentra el anís estrella, pero hay otras más.

El portal Bebé y mas informa que algunas infusiones tienen un efecto nocivo evidente y otras se desaconsejan porque no hay suficientes estudios al respecto:

  • Poleo-menta: se debe evitar durante el embarazo y la lactancia, pues contiene una sustancia llamada pulegona que tiene efecto abortivo y tóxico hepático, renal y neurológico.
  • Anís estrellado, anís verde, salvia: pueden provocar contracciones en el útero y desencadenar un parto prematuro, además de sangrados. Hierbas como el anís estrellado o el agracejo también deben evitarse durante la lactancia por ser 'poco seguras' y 'muy inseguras', respectivamente.
  • El boldo: no se recomienda por su toxicidad hepática y el eucalipto, que además de provocar náuseas, vómitos o diarreas si se consume en exceso, puede ocasionar sangrados.
  • La salvia, las infusiones de regaliz y las de romero: pueden elevar la tensión arterial y el regaliz, además, puede provocar aborto y parto prematuro, y disminuir la producción de leche durante el puerperio, por lo que está catalogada como 'riesgo alto' en la web de e-lactancia.

Otras infusiones de hierbas desaconsejadas durante el embarazo son la hierba luisa (por estimular el útero), la hierba de San Juan, la lavanda, la cola de caballo (según la web de e-lactancia se ha descrito un caso de posible relación con autismo tras un uso muy prolongado durante el embarazo), la cúrcuma (por su posible efecto abortivo y neurotóxico), el propóleo, la valeriana de la que no hay suficiente evidencia para garantizar un uso seguro.

Y en el caso del té, ¿es seguro? 

El té verde y matcha se han vuelto muy famosos por sus propiedades.  Según el portal especializado, durante el embarazo se recomienda el consumo moderado, ya que contiene cafeína.  Además, el té normal podría dificultar la absorción del hierro y ácido fólico, dos elementos fundamentales para la mamá y el bebé.

Recuerda que si bien te brindamos información de fuentes confiables que te pueden servir como guía, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu gineco-obstetra de confianza.

Infusiones que pueden ser seguras en el embarazo
Infusiones que pueden ser seguras en el embarazo

Infusiones que si puedes consumir durante el embarazo

Durante el embarazo es frecuente sufrir náuseas, acidez o pesadez tras las comidas.  Hay varias cosas que pueden aliviar estos síntomas, y recurrir de manera eventual a las infusiones, pero con moderación y previa consulta con tu especialista.

La manzanilla: Según el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas), esta hierba no parece no tener riesgos durante el embarazo, aunque entre los posibles efectos adversos se destaca la exacerbación del asma, entre otros.

El jengibre: En lo que respecta a los vómitos y náuseas se ha observado que mejoran con la ingesta de este alimento, que además resulta ser un potente antioxidante. Asimismo es buena fuente de minerales como el selenio, el potasio, hierro, magnesio y zinc, y de vitaminas, entre las que destaca la vitamina E y las del complejo B, sobre todo, ácido fólico.

Etiquetas maternidad Salud
Deja un comentario

RELACIONADOS