Útil e Interesante
Por: Redacción Ameríca Noticias

¿Por qué no es bueno darle muchos juguetes a tus hijos?

¿Aún no sabes qué regalarle a tus pequeños en esta Navidad? Toma en cuenta estas recomendaciones sobre lo que el exceso de juguetes u obsequios puede generar en la conducta de los niños

Si aún no tienes pensado qué regalarle a tus hijos e hijas en esta Navidad, es importante que primero tomes en cuenta que la cantidad de juguetes que reciban puede causar en ellos una conducta inadecuada en el futuro.

Gaby González, pedagoga y psicoterapeuta especializada en crianza, menciona que es importante que los niños entiendan el significado de un obsequio, pero sobre todo que su utilidad sea un aporte a su inteligencia.

Por ello, la especialista brinda diversas razones a tener en cuenta por las que no es ideal llenar a los niños de regalos o juguetes en Navidad, independientemente de las tradiciones familiares:

Les generará frustración si no obtienen lo que desean: “Nunca es muy pronto para darles perspectiva, y el exceso de regalos puede darles una falsa idea a los niños y niñas. Al crecer, entrar al ‘mundo real’ y darse cuenta que no pueden tener todo lo que desean”, explica Gonzáles en una publicación para sus redes sociales.

Nunca nada será suficiente, siempre querrá más: El tener la costumbre de siempre recibir obsequios en cantidad puede crearles la idea de que necesitará más cosas para “ser feliz”.

Por su parte, la psicóloga Maribel Martínez indica en este artículo que “los niños y niñas necesitan pequeñas dosis de frustración para inmunizarse y aprender a tolerar. Un niño o niña con baja tolerancia a la frustración será un adolescente irascible, que no soportará un no como respuesta”.

Tendencia a darle más importancia a lo material: Como consecuencia, el niño podría empezar a restarle, inconscientemente, valor a los momentos de convivencia y tradición en familia.

Cuantos más juguetes tenga, menos empleará su imaginación: Se debe procurar que el juguete a dar sea uno apto a su edad y que tenga una finalidad más allá del entretenimiento. Será útil y bastará con un par de juguetes que los rete o los haga pensar.

Asimismo, Henar Martín López, psicóloga sanitaria especializada en Psicología Infantil, señala que “un niño para ser juguetón no necesita juguetes caros o muy específicos porque, a través de su imaginación y del juego simbólico, con cualquier objeto pueden representar diferentes tipos de juego”.

López, además, advierte que a nivel cerebral debido a una cantidad excesiva de regalos, el cerebro de un niño puede ser sobreestimulado, lo que le puede ocasionar una apatía extrema a los regalos, al no saber a cuál evocar su atención.

Los especialistas recomiendan intentar concientizar y reforzar la idea de que más no es mejor. Se debe educar a los niños en el hecho de que el afecto no se mide por las cosas que te regalan.

Etiquetas Psicología Salud
Deja un comentario

RELACIONADOS