Útil e Interesante

¿Dónde debes guardar los medicamentos, según el Feng Shui?

Es normal que esta época del año nos enfermemos un poco más, por ello, te compartimos un consejo para que esas enfermedades pasen y no se queden por mucho tiempo contigo

En plena pandemia de COVID-19 existen otras enfermedades como los resfriados, la gripe, influenza y otras que también pueden afectarnos.  En ese sentido, es normal tener ciertos medicamentos a nuestro alcance.

Pero, ¿dónde debemos guardar las pastillas, jarabes y otras medicinas? Según expertos en el Feng Shui, una técnica que busca el equilibrio de la energía de la persona a través de la decoración de espacios, los medicamentos deben conservarse en un sitio especial para evitar que las enfermedades se prolonguen por mucho tiempo.

Pautas para guardar los medicamentos

  • Agrupa las pastillas y jarabes y guardalas en una caja bonita o dentro de un cajón que no sea el de la cocina.
  • Si son de varias personas, sepáralas en cajitas.  No mezclen los medicamentos con el de otros miembros de la casa.
  • Los medicamentos los puedes conservar en un sitio específico y fuera de tu vista en la cocina o el comedor.

¿Dónde no debes guardar los medicamentos?

Especialistas en Feng Shui recomiendan lo siguiente:

  • Evita colocar los medicamentos junto a los alimentos de tu cocina o comedor.
  • No los coloques en tu habitación o dormitorio porque le recuerdas a tu sistema u organismo que siempre estás enfermo.
  • No los pongas ni cerca ni sobre los electrodomésticos, ni en un sitio que esté a la vista.

¿Por qué debes colocar los medicamentos fuera de tu vista?

Según Ana María Valarezo, v​er los medicamentos todo el tiempo puede hacer que el periodo de la enfermedad se alargue.

Almacena los medicamentos en forma segura

Si bien es importante la recomendación de los expertos en Feng Shui, el portal Medline Plus sugiere guardar los medicamentos en un espacio apropiado para evitar que se alteren:

  • El calor, el aire, la luz y la humedad pueden dañar los medicamentos.
  • Almacena los medicamentos en un lugar fresco y seco. Por ejemplo, guárdalos en el cajón del vestidor o un gabinete de la cocina lejos de la estufa, el fregadero y cualquier aparato caliente. También los puede guardar en una caja de almacenamiento en el estante de un armario.
  • El calor y la humedad del fregadero del baño, la ducha y la bañera pueden dañarlos. Los medicamentos pueden volverse menos potentes o pueden alterarse antes de la fecha de vencimiento.
  • Las pastillas y cápsulas se dañan fácilmente por el calor y la humedad. Las píldoras de ácido acetilsalicílico (aspirin) se descomponen en vinagre y ácido salicílico, lo cual irrita el estómago.
  • Siempre conserva el medicamento en su envase original.
Deja un comentario

RELACIONADOS