¿Dónde suelen aparecer las hernias y cuáles son las más peligrosas?

¿Sentir adormecimiento en la pierna es una mala señal? ¿Si una hernia no duele es porque no es grave? Dos especialistas te resuelven estas y otras dudas sobre las hernias en la columna y de la zona abdominal

Existe una gran diferencia entre el origen de las hernias discales y las hernias abdominales, no solo por el lugar de afección, sino por los riesgos a los que pueden someter a una persona, si no son tratados por un especialista a tiempo.

En una entrevista con Útileinteresante.pe, el Dr. Jhon Malca, neurocirujano, explicó que entre las vértebras de la columna, están los discos intervertebrales, unos cartílagos que tienen una parte interna blanda.

“Cuando (un disco) sale de su lugar normal que está entre vértebras, invade las estructuras nerviosas que están en la columna vertebral. Cuando es pequeña se llama protrusión y, si sale de la parte blanda, es hernia”, señala.

Por su parte, el Dr. Pedro Villagra, especialista en cirugía general y director de Clínica de la Hernia, mencionó que las hernias relacionadas a la pared abdominal se producen por debilidad de la pared muscular. Ante presión intraabdominal, "puede salirse un contenido graso del abdomen, una víscera o también el intestino, lo que causa la hernia”, indicó.

Pero ¿cuáles son los tipos de hernias más frecuentes?

Según el Dr. Malca, el dolor lumbar y adormecimiento de la pierna es un signo de hernia discal. La afección más frecuente recibe el nombre de hernia lumbar, que afecta las vértebras lumbares (niveles bajos de la columna).

Asimismo, los varones pueden padecer hernias inguinales, “debido a que no se cierra adecuadamente el paso del abdomen hacia el escroto, y por la presión abdominal”, explica el Dr. Villagra en el video.

En la mujer, también por la debilidad de la pared abdominal, pueden aparecer hernias crurales o femorales, debajo de la ingle, y hernias umbilicales en caso de múltiples embarazos.

¿Cuándo una hernia puede representar un peligro?

Si bien hasta un 60% de las hernias discales se reabsorben solas y no requieren cirugía, cuando el dolor es intratable, se extiende hasta la pierna, la adormece y hay pérdida de fuerza, entonces se requiere cirugía urgente. Es un error no prestarle atención.

“Cuando (la hernia) compromete todos los nervios que van hacia las piernas, no podrá mover las piernas, no va controlar los esfínteres, se va a orinar encima, como un parapléjico si la hernia es muy grande”, añade el Dr. Malca en el video.

Por otro lado, si bien todas las hernias se pueden detectar a tiempo, el Dr. Villagra indica que se debe tomar con mucha precaución a la hernia crural o femoral, que aparece debajo de la ingle, en hombres y más en mujeres. Puede ser confundida con parte de la vulva o el escroto.

Las emergencias de hernia crural a veces originan obstrucción intestinal; por ello, es preferible no darle mucho tiempo para intervenir quirúrgicamente”, recomienda y, además, motiva visitar a los especialistas ante la aparición de cualquier "bultito" en el cuerpo.