Útil e Interesante
Por: Redacción Ameríca Noticias

COVID-19: Si me infecté con Ómicron, ¿me debo vacunar con el refuerzo?

¿Los anticuerpos que da la enfermedad natural son iguales que a las que ofrecen las dosis de refuerzo? El Dr. Elmer Huerta explica cómo funciona una "protección híbrida", según recientes estudios

La cantidad de contagios de COVID-19 a causa de la variante Ómicron continúa en descenso alrededor de todo el país, lo que también ha permitido el levantamiento de ciertas restricciones. Sin embargo, en este escenario, muchas personas aún no reciben sus dosis de refuerzo

En Sanamente, el Dr. Elmer Huerta refirió que existe una sensación de confianza en las personas que se infectaron en la última ola y que tienen anticuerpos proporcionados por la enfermedad natural a raíz de Ómicron. Pero, esta protección no es suficiente, según los expertos.

Esta semana, un estudio publicado en la revista Nature por investigadores sudafricanos arrojó los resultados en torno a la cantidad de anticuerpos que se producen solamente por una infección de Ómicron y aquellos que además reciban las dosis de refuerzo.

“Lo que se vio es que la cantidad de anticuerpos neutralizantes y células T de memoria que produce una persona infectada con Ómicron, pero que recibe un refuerzo de vacuna, es mucho más grande que solo haber tenido la infección por Ómicron”, explica el Dr. Huerta.

Es decir, los investigadores concluyen que una persona que ha tenido la infección por esta variante, está parcialmente protegida. Por ello, se habla de una protección híbrida que significa la mezcla de la inmunidad proporcionada por las vacunas y la enfermedad natural. 

“Ojo, esto no significa que alguien deba infectarse con Ómicron porque es más suavecita, pues no. Otro artículo de esta semana demuestra que Ómicron es tan letal como las antiguas variantes”, asegura el doctor.

¿Cuánto dura la protección de la infección natural con las dosis de refuerzo?

En todos los casos, ya sea Ómicron, Delta u otras variantes, la protección híbrida permanece alrededor de 4 a 5 meses (20 semanas, aproximadamente). Hay que recordar que esta seguridad se da en torno a enfermedad grave, sobre todo en personas vulnerables, más no evita la infección.

¿Podrían haber nuevas olas de contagio por COVID-19?

Asimismo, el Dr. Huerta dio a conocer la alerta emitida por la Casa Blanca en Estados Unidos, la cual pronostica el ascenso de casos y posibles olas de contagio por COVID-19 para la temporada de otoño que inicia en septiembre.

Como señala el Dr. Huerta, actualmente la BA 2.121 es la variante dominante en EE. UU. y tanto dicha cepa como la B4 y B5, presentes en la actual quinta ola de Sudáfrica, aún no predominan en el Perú ni en la región, por lo que es importante anticipar su posible llegada estando protegidos con la tercera y cuarta dosis. 

Etiquetas Sanamente Salud

RELACIONADOS