Odebrecht: ¿Quién es Miguel Navarro, el exfuncionario del gobierno aprista?

Navarro y Jorge Cuba trabajaron juntos y son amigos. Coincidieron en el Ministerio de Comunicaciones en el 2009

Este ingeniero civil de 38 años y domiciliado en esta casa de Balconcillo

La fiscalía solicitará 18 meses de prisión preventiva para Miguel Ángel Navarro Portugal, el segundo hombre en ser capturado por el caso Lava Jato en Perú.

[LEE: Fiscal de la Nación responde a PPK sobre acuerdo con Odebrecht]

Este ingeniero civil de 38 años y domiciliado en esta casa de Balconcillo, terminó siendo uno de los depositarios de los sobornos de la gigante constructora brasileña Odebrecht.

El dinero le llegó a través de una cuenta de la Banca Privada de Andorra. El remitente fue nada menos que Jorge Cuba Hidalgo, el ex viceministro de comunicaciones del gobierno aprista.

Navarro y Jorge Cuba trabajaron juntos y son amigos. Coincidieron en el Ministerio de Comunicaciones en el 2009. Un año más tarde recibió una condecoración por su apoyo al proceso de licitación de la línea 1 del metro de Lima, precisamente el proceso que está en la mira de las autoridades por el pago de millonarias coimas.

Algunas operaciones inmobiliarias de Miguel Ángel Navarro han despertado la atención de la fiscalía. Y no por los montos invertidos sino por su vinculación con el ex ministro Cuba y su familia.

En noviembre de 2012, compró un departamento en Pueblo Libre, por un valor de 176 mil soles. Luego, en el 2015, se hizo de otro inmueble en Chosica por 25 mil dólares. Este último predio tuvo como uno de sus anteriores propietarios a Rodrigo Cuba, el hijo futbolista del ex viceministro Jorge Cuba, hoy prófugo de la justicia.

Las coincidencias no terminan aquí. En octubre de 2012, Navarro le compró a Jorge Cuba un automóvil marca Honda por 25 mil dólares. Dos años antes,  la hermana del viceministro ya le había vendido una camioneta marca Jeep por 15 mil dólares.

[LEE: Alfredo Thorne: Podríamos crecer 3.8% y no 4.8% por caso Odebrecht]

Navarro y Cuba se conocen no sólo secretos inmobiliarios sino muchas cosas más. Esta historia recién empieza.