Joven que fue amputado de las piernas representará a Perú en los Parapanamericanos

La historia de Juan León es conmovedora y aleccionadora. Un ejemplo de superación y lucha

Joven que fue amputado de las piernas representará a Perú en los Parapanamericanos

El nadador participará de los juegos Parapanamericanos. Foto: Cuarto Poder

Logró superar la dolorosa amputación de ambas piernas de una manera que ha sorprendido a todos. Juan León no tiene extremidades inferiores pero él es ahora un clasificado para representar al Perú en los próximos juegos Parapanamericanos que se realizarán este año en Lima. 

Hoy nada con velocidad y destreza y acaba de ganar medalla de oro fuera del país, pero hace pocos años su situación era tan limitada que su única posibilidad era vender pulseras y llaveros en la calle y en los buses. 

Juan León perdió ambas piernas en una situación insospechada cuando tenía 27 años y era un joven aficionado a todo tipo de deportes. 

Una explosión repentina que él mismo causó al jugar con una lata de combustible muy cerca de una fogata cambió su condición para siempre.

El fuego se expandió por su piernas y se pegó a la prenda de tejido polar, un material que al contacto con el fuego se derrite como plástico. El polar derretido y en llamas se le pegó a la carne y le provocó profundas quemaduras mientras el fuego en su cuerpo no podía ser controlado.

Juan fue llevado a un hospital. Allí fue sometido a varias operación e injertos de piel, pero al cabo de unos días los médicos notaron que era imposible salvar las piernas y que estas estaban empezando a presentar necrosis. 

Sus extremidades empezaban a morir. Juan entonces recibió la noticia más desoladora que pudo imaginar. Pero pronto entendió que no todo estaba perdido. Gracias a terapias y a un par de prótesis especiales pudo volver a caminar pero esta vez ya no media 1.65 sino apenas un metro de altura.

Juan León es una persona luchadora que no quiere ser una carga para nadie. Pronto empezó a vender llaveros y pulseras que él mismo confeccionaba. Fue ahí en un bus que un profesor de natación vio su personalidad y lo
convenció para que entrene en un programa especial de deportes para personas con discapacidad.

Eso fue hace apenas tres años. En este tiempo entrenó con toda la pasión de su juventud. Fue superando sus marcas y hace poco tiempo consiguió medalla de oro en una competencia internacional en Colombia. 

Por esta razón Juan será nuestro representante en los parapanamericanos que se realizarán este año. Para ello se prepara doblemente, primero para vender sus limitaciones motrices y luego para conseguir más velocidad y resistencia en el agua.

El joven vive en Pachacutec. Un barrio creado en las partes más altas de los cerros del distrito de Ventanilla. Una zona que sabe de sus idas y venidas tratando de ser un atleta de nivel internacional mientras sigue ganándose la vida vendiendo pulseras y subiendo y bajando por escaleras que en realidad son llantas recogidas de la basura.

Aquí vive con Lindsay su prometida. A ella la conoció en las terapias de hospital. Y reconoció en esta mujer a otra luchadora como él. 

Lindsay perdió una pierna a los 14 años por una herida mala curada luego de pisar un clavo oxidado. Ella también es nadadora y está postulando por un cupo para los parapanamericanos. En el agua ambos están en un elemento ingrávido, fortalecedor.

Y hoy en casa tienen la visita de la madre de Juan.
El hogar de Juan hierve de calor porque está hecho de bloques prefabricados de madera. Pero aún así está orgulloso de tener una casa propia que compró con su trabajo.

Gracias a unos pocos auspiciadores él puede entrenar y contar con prótesis, pero aún es poco. Por falta de dinero a veces no puede acudir a sus entrenamientos.

Juan León es un verdadero campeón. La vida le puso todo en contra pero ha sabido encontrar el camino para que no lo miren con lástima sino con admiración. Como un león del agua.

LEEEstadio de San Marcos quedó listo para el Campeonato Sudamericano Sub 17

LEEJuegos Panamericanos 2019: lanzan convocatoria para ser parte de la inauguración