¿Qué tienen que ver tus manos frías con el sistema nervioso?

¿Es una mala señal para la salud? Un especialista te explica qué significa tener las manos frías constantemente y cómo este es un indicador de alerta

¿Es malo tener las manos frías constantemente?

Entender cuáles son los signos que nuestro cuerpo presenta para comunicarnos si está funcionando bien, es muy importante. Uno de estos indicadores está relacionado con tener las manos frías, el cual es una manifestación del sistema nervioso.

¿Por qué tener las manos frías es un aviso del sistema nervioso?

Frank Suárez, especialista en obesidad y metabolismo, señala que tener las manos frías es un aviso de que el sistema nervioso está demasiado sobre excitado:

“Las personas que tienen un sistema nervioso excitado, que no duermen bien, que digieren mal, que comen muy tarde en la noche, tienden a tener bastante dolor por arriba de la espalda”, indica Suaréz en este video.

El dolor en la zona superior de la espalda es bastante característico de las personas que suelen tener un sistema nervioso excitado, ya que es en dicha área es donde empieza el sistema simpático.

¿Es malo tener las manos frías constantemente?

Cuando una persona tiene las manos frías o incluso los pies fríos quiere decir que se redujo o existe poca circulación sanguínea, a raíz de la contracción de las arterias.

“Cuando un sistema nervioso excitado empieza a dominar el cuerpo, automáticamente se produce adrenalina. La adrenalina hace que se contraigan los capilares, lo que baja la circulación en las arterias y vena, la piel se pone fría. El sistema nervioso está demasiado alterado, hay demasiada adrenalina, explica el especialista.

Asimismo, si una arteria que le da sangre a la piel se contrae, reduce su tamaño y no pasa suficiente sangre por ahí como para calentar el área. La sangre en una persona saludable tiene una temperatura idónea de alrededor de 37 °C. 

Cabe resaltar que un sistema nervioso excitado es un sistema en alerta, para correr o pelear que busca protegerse de cualquier peligro. Por ello, una persona tiene todos los sentidos más enfocados.

Suárez menciona que tener las manos frías, no poder dormir adecuadamente, levantarse cansado, entre otros signos pueden determinar un sistema nervioso en alerta, lo que causa insomnio, presión alta e incluso tiene relación con ciertas patologías relacionadas al cáncer.