Útil e Interesante
Por: Redacción América Noticias

¿Qué pasa con la vagina cuando se deja de tener relaciones sexuales?

¿Qué síntomas presenta una vagina atrofiada? ¿Se puede volver a disfrutar de las relaciones sexuales? Una ginecóloga te resuelve estas y otras dudas

Muchas mujeres que no tienen relaciones sexuales por largo tiempo tienden a sentir resequedad en la vagina o que esta se encuentra atrofiada, por lo que temen que no puedan volver a disfrutar de una vida sexual plena.

Pero, ¿la vagina se puede atrofiar si no se tiene relaciones sexuales?

La ginecóloga Belkys Martínez explicó, en este video, que una disminución de los estrógenos y otras hormonas se produce en cierta etapa de la vida de una mujer, lo que genera una menor elasticidad en la vagina y, por ende, se puede producir una atrofia.

Por ello, la especialista recomienda que, en estos casos, la mujer mantenga una vida sexual activa para ayudarla con la lubricación y a mantener una elasticidad adecuada. 

¿Qué síntomas presenta una vagina atrofiada?

“El diagnóstico se hace en base de los síntomas. La paciente siente mucha resequedad, ardor y malestar al orinar, picor, dispareunia (dolor al tener el sexo)”, señala la Dra. Martínez.

¿Qué puede hacer una mujer que no tiene pareja?

En estos casos, la ginecóloga Martínez recomienda el uso de lubricantes para mantener la vagina hidratada, así como también un médico especialista puede recetar cremas hidratantes y hormonas como los estrógenos para producir un rejuvenecimiento.

Por otro lado, otras mujeres pueden recurrir al uso de vibradores para mantener una vida sexual activa, lo que va a generar un mayor flujo sanguíneo y ayudará a evitar una posible atrofia vaginal.

¿Por qué podría ayudar la masturbación femenina?

“A nivel de la vagina, tenemos el clítoris que es un órgano muy vascularizado, tanto sanguíneo como con terminaciones nerviosas. Cuando este órgano es estimulado produce una gran excitación sexual, lo cual ayuda a la mujer a sentirse activa y saludable”, indica la Dra. Martínez.

La especialista además aconseja no cerrarse a la posibilidad de la masturbación que permitirá gozar de la excitación y evitará la resequedad vaginal. La edad avanzada no debe ser un motivo para no disfrutar de una vida sexual plena. 

Etiquetas ginecología Salud

RELACIONADOS