Útil e Interesante

¿Qué hacer si mi hijo no quiere ir al colegio?

¡Se terminaron las vacaciones! Una psicóloga te brinda algunas recomendaciones para que tu hija o hijo se adapte y no sienta terror a la hora de ir a clases

Es bueno que los niños y niñas se involucren en el inicio del año escolar. Por ejemplo, que junto con sus padres armen sus horarios, compren la mochila y/o la lonchera. Pero, ¿qué ocurre cuando, a pesar de visitar el colegio semanas antes, los pequeños no se sienten seguros y lloran por ir al colegio?

La psicóloga Lorena Pastor comentó, a “Útil e Interesante”, que los padres deben evitar ciertas actitudes en el primer día de clases y no esperar que respondan de manera positiva, ya que se trata de una etapa nueva en sus vidas que están por descubrir. 

¿Qué sienten los niños al ir al colegio?
“Tienen mucha expectativa, pero mucha ansiedad al mismo tiempo”, comenta la especialista. Esto se genera por que van a separarse de la mamá, van a tener nuevos amigos o una nueva profesora. Muchas veces, los niños no saben cómo poner en palabras y cómo definir sus emociones, por eso es importante que los papás estén atentos a las reacciones de sus pequeños cuando se habla del inicio de clases.

¿Qué hacer si mi hijo no quiere ir al colegio?

¿Qué hacer cuando el niño no quiere ir al colegio?

La psicóloga recomendó no utilizar palabras como "pobrecito" porque los padres deben dar a entender que no hay ningún peligro en las aulas. Además, no es aconsejable que los padres sobrepasen el tiempo, que les permiten los profesores, de acompañar a sus hijos en el primer día. Si se les brinda confianza es posible que los niños no se sientan tan tensos. 

El colegio es una etapa de adaptación y se debe normalizar el hecho que el niño llore o se sienta ansioso. En este periodo los pequeños tienen muchas emociones y la confianza que les brindan los padres es fundamental. La psicóloga Pastor señaló que, si el niño o niña tienen algún muñeco que le brinda seguridad, es mejor dejar que lo lleve a la escuela. 

También mencionó que, el primer día de nido y el cambio a nivel primaria, son las fases más tensas en la vida escolar. En cualquiera de las dos, es normal que se sientan ansiosos por eso siempre es recomendable hablarles con anticipación de lo positivo que es ir a la escuela y, de preferencia, acudir a una visita guiada para que conozca el lugar donde va a pasar horas de aprendizaje y diversión.

Lee también: 

Etiquetas psicología Salud
Deja un comentario

RELACIONADOS