COVID-19: ¿Cómo sabremos si Ómicron será más peligrosa?

Este 1 de diciembre, Japón confirmó la detección de un segundo caso de la variante ómicron en un pasajero procedente de Perú. Como se sabe, nuestro país aún no registra oficialmente ningún caso y las investigaciones continúan en desarrollo a nivel mundial.

En Sanamente, el Dr. Elmer Huerta explicó que son tres datos importantes que se necesitan investigar en términos de salud pública, sobre esta nueva variante de COVID-19:

¿Cómo se evalúa si una Ómicron es más contagiosa?

Para ello, se realizan estudios en torno a los brotes, es decir, los epidemiólogos estudian cuándo se dio el primer caso, cuándo se empezaron a contagiar los contactos primarios (con se convive) y, luego, los contactos secundarios (amigos y terceros).

Así establecen la cadena de contagio y ahí calculan la velocidad con la que el virus puede infectar a otras personas”, señala el Dr. Huerta en el video.

En este momento, solo se conoce de un brote en Sudáfrica, Pretoria, el cual se dio en una universidad. Por lo tanto, esta característica en torno a la infecciosidad de la variante Ómicron aún no ha podido ser calculada.

¿Cómo se evalúa si Ómicron es más virulenta y causa una enfermedad diferente?

Si bien Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, en calidad de su experiencia, refirió que algunos pacientes contagiados con esta variante han presentado síntomas leves; el Dr. Huerta resaltó que estas declaraciones no son estudios científicos.

Hay que estudiar miles de pacientes, hacer categorización por síntomas, cuántos son asintomáticos, cuántos tienen enfermedad leve y moderada, estudiar los casos en el hospital. Eso todavía no se ha hecho, por lo que no sabemos si causa una enfermedad diferente”, aclara el doctor en Sanamente.

¿Cómo se evalúa si Ómicronn evade los anticuerpos?

Ya sean los anticuerpos neutralizantes generados por la vacuna o la enfermedad natural, los datos en torno a esta variante aún son escasos. Pero, las investigaciones ya están en marcha:

“Lo que se está haciendo es cultivar el virus para hacerlo crecer en cantidad y luego, enfrentarlo al plasma, por ejemplo, de personas recuperadas de COVID-19, para ver si este plasma destruye o no al virus, explica el Dr. Huerta.

Asimismo, se exponen estos virus cultivados de la variante Ómicron al plasma de personas vacunadas con diferentes tipos de vacunas para conocer la efectividad. Cada uno de estos procesos toma un tiempo determinado; de tal modo que a la fecha no se tienen datos confirmatorios.

Como menciona el Dr. Huerta, “a Ómicron hay que tenerlo en el radar, pero nuestra amenaza es Delta. Los números están que se calientan en el Perú y ya vienen las fiestas de fin de año. Hay que ejercer la responsabilidad y cuidarse”.

Recuerda que los mayores de 18 años que tengan cinco meses como mínimo desde su segunda dosis ya pueden recibir su dosis de refuerzo en cualquier centro de vacunación (ver aquí).

Etiquetas:

Relacionadas