Útil e Interesante

COVID-19 ¿Cómo actúan las vacunas frente a la variante Lambda?

¿Las vacunas pueden neutralizarla? El Dr. Huerta te explica sobre dos estudios que muestran la respuesta de los anticuerpos en personas vacunadas frente a la variante Lambda

La variante Lambda (C37), identificada en el Perú y conocida como variante andina, es catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante de interés, y como tal se vienen realizando diversos estudios sobre su acción frente a las vacunas.

Según las autoridades peruanas, citadas en un informe de la OMS, el 81% de los casos de COVID-19 diagnosticados desde abril pasado en el país están asociados a la cepa Lambda, y son 19 regiones del país en donde se ha encontrado esta variante.

En Sanamente, el Dr. Elmer Huerto dio a conocer los resultados de dos recientes estudios realizados en Chile y EE.UU. para determinar si la variante C37 responde o no a los anticuerpos neutralizantes, producidos en personas vacunadas.

En Chile, se usaron los reportes sobre CoronoVac y, en EE.UU. con Pfizer y Moderna. En ambos estudios, los anticuerpos neutralizantes en las personas vacunadas lograron neutralizar al virus, pero no al 100%  en comparación con la variante original de Wuhan.

“En ambos casos, encuentran que es de 2 a 3 veces menos la posibilidad de que estos anticuerpos neutralizantes puedan afectar a esta variante Lambda, añade el especialista

Pero, ¿cómo actúan estas vacunas frente a la variante Lambda en realidad?

Si bien los resultados de los estudios realizados en Chile y EE.UU podrían ser preocupantes, el Dr. Huerta explica que solo se han considerado la mitad de nuestro sistema de defensa, es decir, de los anticuerpos neutralizantes y no las células inteligentes.

“Nuestro sistema de defensa está compuesto por dos elementos. El primero son células inteligentes, linfocitos T, que reconocen al enemigo y lo escanean. El segundo es el sistema de células que producen anticuerpos neutralizantes, lo que vemos con las vacunas”, indica el doctor.

“Para muchos investigadores (las células inteligentes) son tan o más importante que la de los anticuerpos, porque si permanecen durante largo tiempo, tú vas a poder reconocer a cualquier virus y va a ser mucho más rápido que produzcas anticuerpos neutralizantes”, añade.

Recientes estudios, además, han demostrado que las células inteligentes, que son células de memoria, podrían durar hasta un año después de la infección natural o de la aplicación de una vacuna contra la COVID-19.

Por ello, "hay que tomar con pinzas estos estudios y no pensar que porque tienen 2 a 3 menos actividad (para que los anticuerpos neutralizantes puedan eliminar la variante Lambda), no nos van a proteger las vacunas", finaliza el Dr. Elmer Huerta.

Etiquetas Sanamente
Deja un comentario

RELACIONADOS