¿Cómo cortar las uñas de tu bebé sin hacerle daño?

Si te aterra cortar las uñas de tu bebé recién nacido, sigue estas recomendaciones para lograr hacerlo de manera segura

¿Cómo cortar las uñas de tu bebé sin hacerle daño?
Debido a que un bebé tiene las uñas muy blandas, puedes empezar utilizando una lima.

Cortar las uñas de un recién nacido puede convertirse en una gran pesadilla para los padres de familia, más aún si son primerizos. Muchos creen que la solución a los arañazos o problemas de higiene está en las manoplas para bebés, pero no es lo ideal

Lee: [Los bebés no deben usar guantes y una pediatra te explica por qué]

Debes recordar que las uñas de un bebé son muy blandas y suelen estar adheridas a sus deditos. Por ello, es importante conocer cómo realizar esta actividad de la manera más adecuada para no dañar las manitos de tu pequeño o pequeña:

1. Para empezar, debes utilizar los instrumentos adecuados, diseñados especialmente para el bebé y acorde a su edad: 

  • Una lima de material blando (de preferencia para los recién nacidos)
  • Una tijera con puntas redondas (a partir de los 8 meses)
  • Un cortaúñas especial (a partir de los 18 meses)

2. Encuentra la postura más cómoda para cortarle las uñas a tu bebé. Recuerda que debe permitirte prevenir movimientos bruscos que puede interrumpirte y, por ende, hacerle daño. 

Inténtalo con la ayuda de alguien (uno sujeta, el otro corta) o también puedes colocar al bebé en tu regazo, de espaldas hacia ti, y rodear sus brazos para tener control.

3. Coge un dedito entres tu dedo índice y pulgar. Presiona suavemente la yema de su dedo hacia abajo para separar la uña de las partes que sobresalen y corta dejando un delgado borde. 

Lee: [Cómo cuidar y limpiar el ombligo de un recién nacido]

4. Debes realizar el corte de forma recta, siguiendo la línea natural del crecimiento de la uña, tanto de las manitos como del pie. Así evitarás que en un futuro aparezcan uñeros. 

5. Cuando termines, pasa tus dedos por sus uñas para verificar que no haya ninguna punta. De lo contrario, lima la zona.

6 No olvides limpiar los residuos, ya que se pueden meterse en los ojos del bebé o en la boca. Se recomienda usar un pañito húmedo o gasa con aceite para bebé y limpiar.

Recomendaciones importantes

  • En el caso de un bebé recién nacido, las uñitas puedes estar muy blandas. Si te causa inseguridad, puede empezar con una lima suave, sin rozar la piel. 
  • Escoge el momento adecuado: si no te funciona cuando el bebé está dormido, puedes aprovechar los instantes después del baño, donde está más relajado y las uñas están más blandas. En la lactancia o mientras toma su leche también es válido. 

Lee: [¿Por qué los bebés no deben usar andadores?]

  • Edad: Durante los seis primeros meses, es mejor usar limas o tijeras. Luego puedes intentar con el hábito del cortaúñas. Dependerá de la comodidad del bebé. 
  • Frecuencia del corte: por lo general, las uñas de la mano crecen más rápido, así que puedes empezar con recortarlas mínimo una vez por semana, y en el caso de los pies, cada 15 días o una vez al mes. 
  • Ante un corte inesperado: primero, no te espantes. La piel de los bebés suele cicatrizar rápido. Lo importante es que se conserve la calma. Presiona la herida con una gasita limpia y lava la piel con agua y jabón. 

Lee también: [¿Cómo saber si tu bebé tiene frío?¨]

 

Etiquetas maternidad salud bebes
Deja un comentario