¿Qué pasa cuando no cambias las sábanas con frecuencia?

Tu piel puede estar expuesta a muchas impurezas y enfermedades en tu propia cama. Sigue leyendo para conocer cómo evitarlas

¿Qué pasa cuando no cambias las sábanas con frecuencia?
¡No estas durmiendo solo!

Luego de un día agotador de trabajo buscamos el único lugar que puede ayudarnos a recuperar las energías perdidas, nuestra cama. 

Pasamos cerca de un tercio de nuestra vida durmiendo, pero no lo hacemos solos. Nos acompañan, sin saberlo, células muertas, ácaros de polvo, sudor y muchas otras cosas que nuestro ojo no alcanza a ver. 

Te has preguntado, ¿hace cuánto tiempo no cambio las sábanas? Pues debes saber que depende del ambiente y de tus hábitos.  

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar la ropa de la cama?
Para la doctora especializada en higiene Lisa Ackerley, hay que cambiarlas como mínimo una vez a la semana y, cada mañana, debemos airearlas, estirarlas y dejar que se ventilen con la ventana abierta para que se sequen por completo antes de disponernos a hacer la cama.

Sin embargo, los hábitos de las personas tienen mucha relación con la limpieza de la cama. Si eres de las personas que duermen desnudas, debes saber que estás más expuesta a acumular microorganismos, por lo que será necesario aumentar la frecuencia de lavado de las sábanas. 

¿Qué ocurre si no cambio las sábanas?
Si no cambias las sábanas regularmente, estos son algunos riesgos a los que te podrías enfrentar:

  • Virus
  • Infección por gérmenes 
  • Enfermedades producidas por hongos
  • Alergias
  • Restos generados por el cuerpo

¿Y qué ocurre con el resto de ropa de cama?
 Es recomendable airear el edredón y el colchón una vez al año. Por su parte, las almohadas deben lavarse cada tres meses para evitar la proliferación de ácaros. 

Con información de MiCasa

Te puede interesar:

 

Etiquetas enfermedades salud
Deja un comentario