Científicos aseguran que una telaraña puede producir tonos musicales

El Oxford Silk Group afirma que las arañas sienten los tonos con los sensores de sus patas y que les ayuda a identificar a sus presas. 

Además de ser una de las cosas más duras y resistentes de la naturaleza, la telaraña también sirve para que sus creadoras – las arañas, claro – puedan sacar tonos tal y como se obtienen de instrumentos musicales. 

 

Esta revelación científica publicada por el sitio NPR, viene del grupo de investigadores ingleses llamado el Oxford Silk Group que estudia la seda que sale de los animales, como las arañas. 

¿Por qué?

"La telaraña ha estado evolucionado por más de 350 millones de años", dice Beth Mortimer, una profesora de biología en la Universidad de Oxford, "y es algo que no hemos sido capaces de recrear". 

Recientemente, Mortimer y sus colegas han descubierto que muchos de los elementos de la seda de una telaraña en realidad vibran como cuerdas de un instrumento musical. "Si piensas en algo como un violín o una guitarra", dice Mortimer, "por una cierta longitud de cuerda puedes tener diferentes tonos como los que salen de un instrumento".

 

Resulta que – aunque no tengan cerebro – las arañas saben esto gracias a los sensores de sus piernas y pueden distinguir las diferentes vibraciones cuando viajan en su telaraña de arriba a abajo. 

Lo más sorprendente es que a veces, una araña ajusta o suelta esas cuerdas de seda para alterar la forma en la que suenan. ¿Para qué lo hacen? El Silk Group asegura que de acuerdo las vibraciones, estos insectos pueden identificar donde está su presa.

Aunque a veces las arañas tienen visitantes que no son necesariamente una presa,  y reciben, por ejemplo a una pareja potencial. Para distinguirlas, los científicos dicen que las arañas solo "sienten una buena vibra".

Relacionadas