Razones por las que nunca debes conducir en tacones

Usar este tipo de calzado puede poner en riesgo tu vida y la de los demás

Razones por las que nunca debes conducir en tacones

Descubre por qué no debes conducir con tacones

Los especialistas afirman que conducir con tacones altos es una actividad tan peligrosa como hablar por teléfono o mandar mensajes de texto mientras manejas. Incluso, se argumenta que los zapatos altos sobre los pedales implica un riesgo aún mayor.

[Estas son las razones por las que nunca debes manejar en sandalias]

¿Por qué representa un peligro para las mujeres?

Expertos del programa MythBusters, citados por el portal Univisión, coinciden en que los tacones altos no poseen la superficie necesaria en la suela para permitir pisar el pedal o el freno y así evitar sufrir un accidente. 

Es decir, ante una emergencia o un accidente, los tacones pueden impedir que nuestros pies actúen de forma adecuada para poder frenar o acelerar.

Los zapatos en punto son peores aún

Se refiere además, que el área angosta en la punta de estos zapatos hace menos efectivo el control del pedal, mientras que la distancia entre el talón y el suelo del auto, incrementada por el tacón, dificulta el desplazamiento lateral de los pies, lo que puede resultar desastroso, especialmente si manejas un carro automático.

Otros problemas con los tacones altos

  • Es muy difícil encontrar una posición cómoda para los pies con tacones altos. El movimiento con los pedales te puede provocar daños progresivos en los pies o el riesgo de sufrir un calambre mientras manejas.
  • El taco ‘aguja’ puede atorarse muy fácilmente en la alfombra, peor si está muy desgastada.

[Estos son los colores de autos más propensos a accidentes]

Recomendaciones

  • Trata de tener un par de zapatos bajos, en la maletera de tu vehículo, para usarlos cuando manejes.
  • No manejes descalza, la traspiración puede hacer que pierdas el agarre del pedal, además de que el esfuerzo del uso de los pedales in el soporte de una suela puede causar daños al pie.
  • Si tienes que salir con tus tacones altos toma un taxi, de lo contrario pídele a alguien de tu confianza para que maneje tu carro.  Piensa en tu seguridad al volante y la de los demás conductores.