El testimonio del chofer que atropelló a una inspectora de tránsito e intentó fugar

América Noticias accedió a las declaraciones que dio Alberto José Bermúdez González a la Policía

Nació en Venezuela, en la ciudad de San Fernando de Apure

Alberto José Bermúdez González es el chofer de combi que el último sábado protagonizó una cinematográfica huida, luego de atropellar a una fiscalizadora de tránsito en El Agustino. El conductor está a punto de cumplir 22 años y se ha convertido en el foco de atención pública por unas indignantes imágenes. ¿Pero quién este sujeto? ¿Y qué le ha dicho a la policía?

Nació en Venezuela, en la ciudad de San Fernando de Apure. Según su manifestación es técnico superior y llegó al Perú en junio de 2018.

“En Venezuela manejaba vehículos particulares, transporte público y vehículos pesados. Llevó manejando tres años en total”, dijo Bermúdez González ante las autoridades.

Llegó al país en calidad de turista, pero nunca se fue. De acuerdo a fuentes consultadas, hoy su condición migratoria es irregular.

“Soy chofer de vehículos de servicio público y percibo entre 50 y 100 soles al día. Vivo con mi madre, mi pareja y mi primo”, agregó

Así explica Alberto Bermúdez lo que ocurrió el día de la intervención.

“Había dos oficiales del ATU que me estaban interviniendo, los cuales me pidieron documentos, como no tenía licencia de conducir ni documentación legal en el Perú, me asusté. No sabía qué hacer. Se abrió un camino y las personas que estaban alrededor me indicaron que me fuera. Por miedo, me fui”, dijo.

Así emprendió la marcha del vehículo y se llevó por delante a la inspectora de tránsito.

“No tenía intención de atropellarla. Al seguir avanzando, no me di cuenta de la oficial de la ATU, y fue el momento que sentí que el carro se elevó. Por instinto seguí avanzando”, indicó.

La Policía le preguntó si no escuchó a la gente que le decía que había atropellado a una persona. Él respondió: “No escuché nada, sino detengo el vehículo, me bajo y ayudo a la inspectora”.

Lo concreto es que aquí comenzó la infernal persecución por la autopista.

“Seguí avanzando hasta que la camioneta del serenazgo intentó envestirme varias veces. Yo no estaba consciente de lo que estaba pasando, hasta que me di cuenta de la magnitud del problema. Reaccioné y decidí pararme en el centro, abrí la puerta y levanté las manos, y dije: voy a colaborar, tengo miedo”, afirmó.

Alberto Bermúdez le dijo a la Policía que la propietaria del vehículo sabía que él no tenía licencia de conducir. El contrato de alquiler de la combi era de palabra. Cubría la ruta Puente Nuevo, avenida Perú, hasta llegar a la avenida Pacasmayo en el Callao.

El vehículo registra 163 mil soles en papeletas. Al finalizar el interrogatorio dijo también que no contaba con antecedentes policiales ni penales. “Soy una persona sana, tranquila y justa”, aseguró.

ETIQUETAS: