San Juan de Lurigancho: Exigen justicia por empresario asesinado en asalto

Los deudos de Pascual Chávez piden a la justicia dar con los responsables del crimen del empresario huaracino que fue acribillado tras ser asaltado en San Juan de Lurigancho. La víctima fue asesinada pese a que no opuso resistencia en entregar los 4400 dólares que retiró de un banco

Foto y video: América Noticias

Un empresario con gran éxito en los negocios hace unos meses llegó a Lima para un tratamiento médico, pero se convirtió en blanco de unos peligrosos marcas.

Pascual Chávez era un hombre emprendedor. Retiró dinero de un banco, y unos delincuentes lo siguieron hasta su casa, le quitaron todo su dinero, y a pesar de que no puso resistencia, le dispararon en la cabeza hasta causarle la muerte. 

Hoy se convirtió en una víctima más de la terrible inseguridad que se vive en el país. Acababa de cumplir 61 años, en fotografías quedó evidenciada la alegría al festejar su onomástico al lado de su familia. 

Pascual Chávez Ramírez tenía una empresa de transporte de minerales en Huaraz, vivía entre esa ciudad y la capital, pero hace 5 meses llegó a Lima para hacer una pausa, pues por una hernia lumbar necesitaba realizarse terapias.

Por trabajo retiraba grandes cantidades de dinero de diversos bancos y según su hija nunca sucedió nada, pero la tarde del martes 28 de mayo, decidió ir a una entidad bancaria muy cerca a su casa en San Juan de Lurigancho.

Pascual Chávez llegó junto a su esposa a una agencia bancaria ubicada en el paradero 8 de la avenida Canto Grande. Retiró 4400 dólares. Sin embargo, se había convertido en blanco de unos peligrosos marcas que luego lo siguieron hasta su casa. 

Unos delincuentes los estaban vigilando, la pareja subió a un bus, para dirigirse a su casa ubicada a solo 3 cuadras del lugar, luego tomaron un mototaxi, pero dos hampones en una motocicleta los venían siguiendo.

Cuando Pascual y su esposa llegaron a casa ubicada en la urbanización Canto Bello fueron interceptados por dos delincuentes armados. Lo indignante es que estos despiadados hampones le dispararon 3 balazos en la cabeza a Pascual, a pesar de que no puso resistencia.

Fue derivado al hospital San Juan de Lurigancho, pero falleció en el camino. Su familia atemorizada prefirió guardar reserva por temor a represalias. Piden a las autoridades que se investigue el caso. Ellos se preguntan cómo los hampones sabían que Pascual había retirado gran cantidad de dinero del banco.

Relacionadas