Richard Swing: Testigo reservado y aspirante a colaborador implican a Vizcarra y a exministra Balbuena

Según la versión, un funcionario del Ministerio de Cultura, habría sido presionado para que se contrate a Cisneros en esa dependencia estatal

Todo empieza con los preparativos para los contratos de Richard Cisneros en el Ministerio de Cultura

El caso Swing está haciendo cantar a muchos. La primera fiscalía provincial especializada en delitos de corrupción de funcionarios cuenta ahora con dos testimonios importantes que pueden complicar la situación jurídica de la exministra de Cultura, Patricia Balbuena, y hasta al propio presidente de Martín Vizcarra.

Todo empieza con los preparativos para los contratos de Richard Cisneros en el Ministerio de Cultura. De acuerdo a un testigo reservado, “Patricia Balbuena fue contactada vía personal y telefónicamente entre los meses de junio y julio de 2018 por Mirian Morales Córdova, secretaria general del Despacho Presidencial por encargo del presidente Martín Vizcarra, quien manifestó que, por orden y disposición del referido, se le buscara un puesto de trabajo en el Ministerio de Cultura a Cisneros”.

Además del testigo en reserva, existe la versión de un aspirante a colaborador eficaz que narró lo siguiente: “La solicitud de la contratación a favor de Cisneros se dio porque eran pedidos de la alta dirección (…) toda vez que esto ya venía con orden del jefe de Estado, Secretaría General del Despacho presidencial y ministros de Cultura, respectivamente”.

Según la versión del aspirante a colaborador eficaz, un funcionario del Ministerio de Cultura, habría sido presionado para que se contrate a Cisneros en esa dependencia estatal: “Estando el pedido reiterado de la señora Miriam Morales, por encargo del presidente, le reiteró al secretario general Jorge Apoloni Quispe que se buscara la forma de encontrar un puesto de trabajo para Cisneros”.

Richard Cisneros ganó del Estado 175 mil soles entre los años 2018 y 2019. Una vez con el escándalo encima, el testigo en reserva narró un hecho ocurrido en junio de este año.

“La señora Patricia Balbuena fue convocada supuestamente a la presidencia del Consejo de Ministros, pero en realidad era una reunión con el señor presidente de la República (…) Allí le dijeron que no se preocupara por las investigaciones por el caso Cisneros y después, la señora Mirian Morales conversó con la ministra, diciendo que diga ante las investigaciones que había conocido a Richard Cisneros en el coctel de la juramentación del nuevo Gabinete Ministerial del 2 de abril de 2018”, dijo el testigo en reserva.