Huancayo: Capturan a banda que asaltaba y asesinaba a jóvenes al salir de discotecas

La PNP logró la detención de presuntos implicados en tres asesinatos en Huancayo. Los capturados confesaron la modalidad criminal que utilizaban tras captar a sus víctimas a la salida de discotecas

Foto y video: América Noticias

Se trata de la historia de jóvenes profesionales y estudiantes con brillantes futuros que fueron asesinados cuando empezaban a vivir. Tres historias de hombres y mujeres que cerraron sus ojos por culpa de unos criminales que se hacían pasar por falsos taxistas para robarles y matar, sin importes enlutar a tantas familias.

El primero en la lista habría sido un estudiante de Ingeniería Civil. Un joven de 24 años empeñoso, extrovertido y con un enorme corazón. Él fue asesinado hace 10 meses, pero para su familia es como si hubiera sucedido ayer. Se trata de Sebastián Ramírez Soto.

Según la policía, son tres los detenidos, pero serían seis los integrantes de una banda que esperaba que cayera la noche para interceptar a los jóvenes que salían de las discotecas o transitaban en la madrugada, siempre a bordo de un taxi blanco. Los criminales eran asaltantes que terminaban asesinando salvajemente a sus víctimas. 

Otro hombre con un gran futuro, pero que no vivió para contarlo, fue Franklin Chahuin Monaco un administrador de empresas, dedicado al rubro de las maquinarías pesadas, él había ido a una peña junto a un amigo a celebrar su cumpleaños y terminó encontrando la muerte.

Agentes de la División de Homicidios de Lima llegaron hasta la ciudad de Huancayo para realizar cada uno de los operativos que dieron con la captura de parte de esta organización que mataba sin piedad a jóvenes profesionales.

De la boca de estos criminales salían los detalles de cómo la banda captaba a sus víctimas y cómo se deshacían de sus cuerpos una vez que lograban su cometido. Ahora, se sabe que los jóvenes eran captados al salir de las discotecas que abundaban en el centro de Huancayo.

Una vez que abordaban el taxi, sin saber que se dirigían directo a su muerte. Primero les robaban y luego los golpeaban o atacaban hasta acabar con sus vidas. La última de sus víctimas fue Alexandra Sobrevilla Cortijo, una médico internista de 27 años, una brillante doctora con gran vocación a la hora de atender a sus pacientes, que deseaba convertirse en neurocirujana.

Era la adoración de sus padres y seres queridos, un amor que se podía percibir en cada una de las instantáneas en las que se registraba, como en los videos que grababa, cumpleaños que ahora han quedado como un bello recuerdo de los momentos que pasaron juntos.

Una cámara registró el taxi blanco que Alexandra había abordado esa noche, en el interior de ese vehículo se encontraba la joven doctora junto a sus captores, quienes le iban robando, mientras seguían en movimiento. Unos metros más allá, el auto se detiene y según la policía, al no dejarse tocar estos delincuentes la golpearon y asesinaron.

Al conocer que los asesinos de Alexandra Sobrevilla habían sido capturados, su familia sacó fuerzas entre su inmenso dolor para exigir justicia por el despiadado homicidio de la médico internista, quien hoy no se encuentra con ellos, pero que su memoria siempre estará presente.

Fue en la reconstrucción de los hechos que los homicidas narraron las calles por las que transitaron y lo que le hicieron a Alexandra Sobrevilla ese 4 de mayo en la madrugada cuando salió de una discoteca.

Las familias de estas víctimas, al enterarse de estas capturas, llegaron hasta la División policial para exigir justicia y a la vez agradecer a las autoridades por escuchar sus gritos de dolor e impotencia, después de tantas vigilias y días de protestas.

Relacionadas