Magistrado Ramos: No hay una asociación automática entre una nueva Constitución y el progreso de un país

El integrante del Tribunal Constitucional señaló que una Asamblea Constituyente se da más por el resultado de un hecho político que por un procedimiento legal

Foto: El Peruano.

Carlos Ramos, magistrado del Tribunal Constitucional (TC), indicó que no existe una relación automática entre el progreso de un país y la elaboración de una nueva Constitución o un conjunto de leyes.

"La reforma legislativa o reforma constitucional son uno entre varios ingredientes que pueden asegurar el éxito o progreso de una nación. No hay una asociación automática entre una nueva Constitución o un conjunto de leyes flamantes y el progreso de un país", explicó en entrevista con 20 21 tras ser consultado sobre una Asamblea Constituyente o un cambio de la Carta Magna.

"Normalmente, lo que se hace es una vinculación automática, en muchos casos muy ingenua, entre reforma constitucional y por otro lado innovación tecnológica, progreso, prosperidad y esto no es así", agregó.

Ramos Núñez también sostuvo que una reforma constitucional para una nueva Carta Magna no suele pasar por procedimientos de carácter legislativo.

Con ello, señaló que en la historia del Perú más han sido las ocasiones en que se dictaron Constituciones contra las reglas establecidas en los propios preceptos constitucionales.

"Nuestra propia Constitución de 1993 no respetó las pautas establecidas de la Constitución de 1979 y así sucesivamente, porque una Asamblea Constituyente es más el resultado de un hecho político que de un procedimiento legal", acotó el magistrado del TC.

Consultado sobre la eventual elección de magistrados del Tribunal Constitucional por parte del actual Congreso, Carlos Ramos señaló que el Parlamento debe de actuar con un criterio de serenidad y con mucha calma.