¿Cuál es el significado de soñar con gatos?

¿Soñar con gatos negros significa mala suerte también? ¿Qué pasa si felinos bebé aparecen? Te contamos los diferentes significados que tiene este tipo de sueño

Los sueños con gatos tienen un mensaje para ti.

Los gatos son uno de los animales que tienen diversos significados. Por ejemplo, en la cultura egipcia fueron protectores de los templos y faraones; y en Japón son quienes traen salud, bienestar y prosperidad. 

Por otro lado, hoy en día, se cree que la presencia de un gato negro es señal de mala suerte o, por el contrario, un gato bebé representa inocencia y dulzura. Pero, ¿qué realmente sucede si estos animales aparecen en tus sueños

¿Qué significa soñar con gatos?

Daniela Zúñiga, vidente de Tarot Perú, explica que generalmente este tipo de sueños que incluyen gatos de diferentes colores o tamaños, hacen referencia a la prosperidad, éxito y la buena fortuna en relación al futuro:

¿Cuál es el significado de soñar con gatos negros?

Que aparezca un gato negro del tamaño que sea en tus sueños, la vidente refiere que te esto te está anunciando algún tipo de traición o engaño, ya sea de un familiar, pareja o amistad. 

“Es más, si tu ya estás intuyendo algo en la vida real y sueñas (con gatos negros), te está dando una respuesta. Si tienes esa duda de que una persona está mintiendo, efectivamente te está traicionando”, agrega Daniela.

Asimismo, soñar con gatos negros también tiene relación con la mala suerte. Es decir, en los próximos días, probablemente algo salga al revés, como no lo planeaste o se torna negativo. Es un sueño para estar bastante advertidos.

¿Qué pasa si sueño con gatos blancos?

A diferencia de un sueño con gatos negros, este tipo de sueños anuncia la llegada de buenas noticias o situaciones agradables que se concretan. Soñar con un gato blanco trae cosas positivas, indica Daniela: 

¿Qué significa soñar que con gatos bebés?

Soñar con gatos bebés o recién nacidos significa que posiblemente estás a puertas de iniciar algo nuevo. Posiblemente estás pensando en iniciar un nuevo proyecto, una nueva relación, un viaje”, explica la especialista. 

En muchos casos, se relaciona con la iniciativa de querer ir por nuevos caminos, el deseo de arriesgarse y el sueño es un mensaje a no dejar pasar aquellas oportunidades que se están presentando o ir detrás de ellas.

RELACIONADOS