¿Cómo planificar una visita a un recién nacido y no causar molestias?

Existen cosas qué jamás debes hacer durante una visita postparto porque pueden hacer mal al bebé y a la mamá.  Toma nota.

¿Cómo planificar una visita a un recién nacido y no causar molestias?
Haz que este momento especial no se vuelva tedioso

El nacimiento de un bebé es todo un acontecimiento social y claro, todos quieren conocerlo. La familia, los amigos, conocidos; todos hacen fila para visitar al recién nacido y llenarlo de regalos. Sin embargo, el postparto es uno de los momentos más vulnerables para la mamá y el bebé.

Evitar interrumpir el tiempo de descanso y recuperación de la madre, son puntos que se deben tener en cuenta al momento de hacer una visita.  En esta nota te compartimos algunas recomendaciones parano causar molestias y disfrutar de este lindo momento. 

Lee también: [Cómo cuidar y limpiar el ombligo de un recién nacido ]

1. Programa y coordina tus visitas
Este consejo se vuelve aún más importante durante el periodo de postparto de la mujer. Si llegas de manera imprevista, puedes interrumpir el descanso tanto de la madre como del bebé.

2. No ignores a la nueva mamá
Las mujeres normalmente están más frágiles y sensibles después de dar a luz. Ella puede estar triste y le molestará tu falta de atención. 

Para que esto no ocurra, puedes tener un pequeño detalle con la mamá y llevarle un obsequio que sea solo para ella y así, sacarle una sonrisa.

3. Pide permiso para cargar al bebé
Sabemos que todos están ansiosos por cargar al recién nacido, pero, antes de hacerlo, debes pedir permiso a los padres. Asegúrate de que haya acabado de comer recientemente o los padres estén por cambiarle el pañal para no interrumpir su rutina.

4. ¡Cuida tu higiene!
Cuando vayas a tomar al recién nacido, debes lavarte bien las manos con agua y jabón o aplicarte gel antiséptico. Con esto evitarás perjudicar la salud del bebé.

5.  Evita llevar niños pequeños
Si es posible, no lleves niños muy pequeños a la casa de los nuevos padres. Los niños se pueden sentir celosos, hacer mucho ruido o insistir en tomar en brazos al bebé, lo que puede ser arriesgado sin la supervisión de un adulto.

6. No olvides mirar la hora
Otro error común y bastante desagradable es quedarse mucho tiempo en la casa. Las visitas durante el postparto deben ser breves. Lo suficiente para conocer al bebé, sin perjudicar la rutina de lactancia y sueño del bebé.

7. Debes estar sano
Antes de visitar al recién nacido, asegúrate de que tienes buena salud. Si estás resfriado o si sospechas que tienes alguna enfermedad contagiosa, puede ser arriesgado visitar al bebé.

8. Guarda tus consejos para otro momento
Por último, intenta no darle demasiados consejos a los nuevos padres. A pesar de las buenas intenciones, decirle a la madre cómo sostener al bebé o a qué hora lo debe amamantar, puede ser bastante incómodo.

Te puede interesar:

Con información de Vix

Etiquetas maternidad salud
Deja un comentario