¿Cómo se forma un tsunami?

El tsunami más grande de la historia llegó a 12 países. Conoce cómo se forman estas grandes olas terroríficas

¿Cómo se forma un tsunami?
Te explicamos por qué se forman (Foto: Pixabay)

El peor tsunami de la historia ocurrió en el 2004 en Sumatra, Indonesia. Luego de un terremoto de 9,3 grados llegaron unas olas monstruosas que se tragaron las costas y dejaron miles de víctimas mortales. 

Las olas llegaron pocos minutos después a las costas de Tailandia, Malasia, India, archipiélagos de África hasta las costas de Brasil. Es decir, el agua dio la vuelta al mundo. 

¿Qué es un tsunami?
Un tsunami es una ola que se propaga en el mar y que puede ser originada por un terremoto submarino, un corrimiento de tierras, una erupción volcánica o la caída de un meteorito. Aunque esto último es menos común.

Así nace un tsunami
Cuando ocurre un terremoto se producen fallas y estas fracturas acumulan tensión. Lo que sucede es que las dos porciones de corteza terrestre, separadas por la falla, se deslizan una respecto a otra. Ese deslizamiento puede ser completamente vertical, lo que supone literalmente la caída de uno de los lados de la falla, totalmente horizontal o algo intermedio.

El movimiento de la falla es tan rápido que el “escalón” que se produce en el fondo oceánico, se refleja instantáneamente en la superficie del mar que se deforma exactamente igual que el fondo. 

El agua más alta desciende y viceversa, lo que da origen a una serie de ondas que se propagan en todas direcciones desde el lugar del terremoto, dando origen al tsunami.

¿Cómo llega a la costa?
Por conservación de la energía, si la velocidad de la ola disminuye, su altura aumenta. Si la costa tiene una pendiente muy suave, el tsunami se manifiesta como una “marea rápida”, en la que el nivel del mar sube muy rápidamente: menos de 10 minutos. 

En ocasiones, si la pendiente de la ola es muy grande, el tsunami se comporta como una “pared de agua” que avanza formando un ángulo de unos 45º con el suelo. Es el caso más destructivo, pero menos frecuente.

Con información de: Clarín / Muy interesante

Lee también:

 

Deja un comentario