COVID-19: ¿Qué alimentos dañan el sistema inmunológico?

Un sistema inmune débil expone al organismo a cuadros críticos de COVID-19.

Ante la aparición de nuevas variantes del coronavirus, los expertos recomiendan fortalecer el sistema inmunológico de forma natural e integral. Para ello, se deben evitar los alimentos que debilitan no sólo el estado físico, sino el emocional y mental.

El Dr. Marco Almerí, experto en Salud Pública, indica que un sistema inmune fuerte ha demostrado ser una de las mejores medidas de protección frente a la COVID-19:

“De cada 10 personas que se han enfermado de coronavirus, 8 han salido airosos por su sistema inmunológico y 2 han terminado en el hospital. Entonces, baje y controle su peso, coma sano. Las gaseosas, los embutidos y la comida chatarra no potencian su sistema inmunológico. Lo que sí lo potencia son las proteínas, carne, huevo, leche, frutas y verduras”, señala el especialista en comunicación con Canal N.

Por su parte, la licenciada Tanya Rocca, nutricionista de Sisol Salud de la Municipalidad Metropolitana de Lima, indica cuáles son los alimentos que dañan el sistema inmunológico:

  • El consumo de pan blanco, harina refinada y arroz blanco produce la pérdida de nutrientes como el zinc y la vitamina B1, y daña el estado del intestino, con lo que se dificulta la absorción de los alimentos.
  • El consumo de azúcar en exceso afecta la absorción de minerales como el magnesio y agota las reservas de vitamina B1 o tiamina.
  • El consumo del café y el té tiene el mismo efecto sobre la tiamina, inhibiendo la absorción de hierro, desequilibrando los niveles de sodio y potasio, debido a su efecto diurético, y desmineralizando los tejidos.

Asimismo, la especialista recomienda una nutrición holística; es decir, que no dispone un nutriente en particular para un determinado problema, sino que dirige su atención al funcionamiento del cuerpo, desde lo emocional, mental y físico.

Por ello, es importante evitar el estrés, el cual produce desde diabetes hasta preinfartos. Además, debilita el sistema inmune y, por ende, expone al organismo a cuadros críticos de COVID-19, por ejemplo.

“En los estados de ansiedad se multiplican por cinco las necesidades de calcio; el estrés agota las glándulas adrenales y ocasiona pérdida de nutrientes. Durante la respuesta al estrés se agotan las reservas de magnesio y potasio, los aminoácidos carnitina y glutamina, vitamina C, zinc y coenzima Q10”, explica la nutricionista para Andina.

Recuerda que una alimentación balanceada, una buena hidratación y una rutina diaria de actividad física ayudarán a fortalecer nuestro sistema inmunológico, sobre todo ahora ante las nuevas variantes del coronavirus. 

Etiquetas:

Relacionadas