Moho en los alimentos: ¿por qué debe preocuparte su aparición?

El moho es una amenaza común en la cocina y no basta con tirarlo a la basura para evitar que afecte a tu salud

Moho en los alimentos: ¿por qué debe preocuparte su aparición?

En frutas con alto contenido de agua como la naranja, el moho penetra fácilmente Foto: Shutterstock

De seguro te ha pasado que, por descuido, dejaste un fruta dentro de una bolsa y a los días la encontraste llena de moho, un manto verde grisaceo.  Este agente, que aparece en condiciones de humedad y en ambientes cálidos, tiene un severo impacto en nuestra salud y no solo se erradica con tirar los alimentos contaminados a la basura.

[¿Cómo saber si un huevo está fresco antes de romperlo?]

Cáncer

Según indica el portal Infobae, algunos mohos producen micotoxinas, unas sustancias tóxicas que pueden ser perjudiciales para la salud. Por ejemplo la aflatoxina, un tipo de micotoxina que, según algunos descubrimientos científicos, provoca cáncer al hígado.

Otras publicaciones advierten que el moho puede aparecer tras la recolección del grano o los frutos secos, en las naves de almacenaje, con lo que los controles en la recolección no serían suficientes; así como el que se alimenta a los animales de granja, pudiendo pasar eventualmente a los productos derivados como leches o quesos. De la misma manera, los lactantes pueden recibir las toxinas a través de la leche materna si la madre ha ingerido algún alimento contaminado de ellas.

[La esponja de tu cocina tiene tantas bacterias como un inodoro]

Es por todo esto que más allá de tirar a la basura los alimentos con moho, lo mejor es evitar su aparición.

¿Qué hacer cuando se detecta moho?  Sigue estos consejos:

  • No aspirar el alimento mohoso, ya que puede generar problemas respiratorios.
  • Colocar el alimento en una bolsa de plástico, cerrarla y tirarla a la basura fuera del alcance de niños y animales.
  • Limpiar a fondo heladeras, trapos y utensilios que hayan entrado en contacto con el alimento.
  • Ver si los alimentos que estaban en contacto con moho están limpios ya que esta sustancia se propaga con rapidez.
  • Almacenar alimentos todavía no contaminados en lugares con buena ventilación, temperatura y humedad.
  • Otro consejo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es no comprar alimentos de más que los que se van a consumir. De esta forma no se echa a perder, se evitan riesgos necesarios y no se desperdician alimentos.

[La carne cruda y picada, entre los alimentos más peligrosos]

ETIQUETAS: