Donald Trump avanza sin rivales y Clinton pierde en nuevas primarias en EE.UU.

Sanders ganó en Virginia Occidental, conquistando el voto blanco, según las sondeos de boca de urna

Donald Trump avanza sin rivales y Clinton pierde en nuevas primarias en EE.UU.

Donald Trump y Hillary Clinton. (Vía: AFP)

Donald Trump sumó cómodamente dos estados este martes en su marcha triunfal a la investidura republicana a las presidenciales estadounidenses, mientras que Hillary Clinton perdió ante Bernie Sanders en la única contienda demócrata, sin afectar su insuperable ventaja.

Trump, el virtual candidato presidencial republicano a las elecciones generales de noviembre tras el retiro de sus rivales la semana pasada, se adjudicó triunfos en Nebraska (centro) y Virginia Occidental (este), que lo acercan a los 1.237 delegados necesarios para obtener la investidura del partido en la convención en julio.

[LEE: Hillary Clinton es "cómplice" de las infidelidades de su marido, dice Trump]

Sanders ganó en Virginia Occidental, conquistando el voto blanco, según las sondeos de boca de urna. Ese electorado se ha mantenido fuera del alcance de la exprimera dama, favorita entre las minorías negra e hispana, y las mujeres.

La campaña del senador por Vermont pareció aprovechar una desgraciada declaración de Clinton, quien dijo en marzo que quería dejar en bancarrota a las minas de carbón.

La frase cayó como un obús en este estado, donde un tercio de los electores declararon tener un familiar en la minería.

[LEE: Obama a Trump: la presidencia estadounidense no es un "programa de telerrealidad"]

Pero la derrota, esperada, no hace mella en el avance de Clinton hacia la nominación partidista: los 29 delegados en juego el martes se repartirán de manera proporcional entre ambos candidatos.

Con 2.224 delegados antes de esta primaria, la aspirante está muy cerca de los 2.338 necesarios para obtener la investidura demócrata, mientras Sanders acumulaba 1.448, según CNN.

"Si soy suficientemente afortunada de ser la nominada, espero con ganas debatir con Donald Trump en el otoño", dijo Clinton en Kentucky, que vota en una semana.

"No podemos buscar chivos expiatorios, acusar, degradar e insultar a nuestros estadounidenses", añadió.