Costa Rica: acompañan a personas LGTBI que sienten miedo de ir a votar

Activistas buscan brindar apoyo como respuesta al clima de violencia e inseguridad en comicios presidenciales

Costa Rica: acompañan a personas LGTBI que sienten miedo de ir a votar

Costarricenses acuden a votar en balotaje presidencial. Foto: AFP

Un grupo de activistas de Costa Rica conformó la Red de Acompañamiento a la población LGTBI (lesbianas, gais, transgénero, bisexuales, intersex) que siente miedo de acudir el domingo a votar durante la segunda ronda presidencial.

La Red, que opera en comunidades de la provincia de Alajuela (centro), pretende brindar apoyo y acompañar a votar a las personas que se identifican como sexualmente diversas y se sienten amenazadas o con temor de ir solas a ejercer su voto.

LEECosta Rica vota en balotaje polarizado en torno a matrimonio homosexual

Para ello, este grupo ha ofrecido traslado y acompañamiento a los centros de votación en tres cantones específicos de la provincia de Alajuela: San Ramón, Palmares y Naranjo; así como coordinación con instituciones estatales en caso de riesgos a la integridad personal.

Este movimiento surge como respuesta al clima de violencia e inseguridad que manifiestan sentir decenas de personas de la comunidad LGTBI, producto del contexto político en el que se encuentra inmerso el país.

En la primera ronda de las elecciones presidenciales efectuadas el pasado 4 de febrero, los dos candidatos con mayor porcentaje de votos y que pasaron a una segunda ronda fueron el candidato evangélico Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional, (PRN) y el candidato oficialista Carlos Alvarado del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El primero tuvo un crecimiento exponencial en la intención de voto antes de la primera vuelta cuando se manifestó públicamente en contra de un criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) favorable al matrimonio igualitario en Costa Rica, y anunció que en un Gobierno suyo desconocería dicha opinión e incluso impulsaría la salida de Costa Rica del tribunal hemisférico.

A raíz de esto, se generó una polarización en el país entre las personas que apoyan la idea de otorgar los mismos derechos familiares a la población sexualmente diversa y los que defienden el modelo tradicional de la familia.

Esta polarización ha creado un ambiente tenso que en muchos casos ha rayado en la violencia hacia las personas sexualmente diversas.

El Frente por los Derechos Igualitarios (FDI) de Costa Rica, indicó que entre el 4 de febrero y el 21 de marzo de 2018 recibió 32 reportes de violencia por orientación sexual e identidad de género, una situación inédita de cara a unos comicios, según la organización.

La mayor parte de estos incidentes ocurrieron en la vía pública (32 por ciento), sitios de acceso público (21,8 por ciento) y en el transporte público (12,5 por ciento).

"Después de la primera ronda un grupo de psicología de la Universidad de Costa Rica comenzamos a reunirnos para ver qué se generaba, porque sentíamos un momento de crisis y de ruptura de lo que uno tenía pensado en Costa Rica. De ahí comenzamos a idear planes y una de las ideas que nació fue crear esta Red porque vimos muchos casos de personas (LGTBI) que han sido agredidas" comentó a Efe, Angie Fernández, una de las coordinadoras de la Red.

"La idea nace y empieza a visibilizar a nivel social que es necesario el acompañamiento a personas que han sido agredidas, hay gente que es amenazada y violentada entonces somos una respuesta a ese tipo de agresión" indicó otro de los coordinadores de la Red, Oscar Ramírez.

La Red cuenta con alrededor de 18 personas activas colaborando en cuatro comisiones distintas: transporte, coordinación, alimentación y trabajo de campo.

Hasta la mañana de este domingo habían recibido únicamente tres llamadas para acompañamiento, lo que para ellos es en realidad una señal positiva porque significa que no muchas personas están sintiendo miedo de asistir a las urnas.

Los centros de votación de todo el país cerrarán a las 18.00 horas locales (00.00 GMT) tras una jornada en la que estuvieron convocados 3.3 millones de costarricense para elegir al presidente que gobernará el país entre 2018 y 2022, en lugar de Luis Guillermo Solís. (EFE)