Argentina: paro general contra las políticas económicas del presidente Mauricio Macri

Es el quinto paro general convocado por la Confederación General del Trabajo desde que Mauricio Macri llegó al poder a fines del 2015. Otros sindicatos se sumaron a la convocatoria

Argentina: paro general contra las políticas económicas del presidente Mauricio Macri

Argentina: paro general contra las políticas económicas del presidente Mauricio Macri. Foto: EFE

En Argentina, una huelga general, con paralización completa del transporte público, afecta este miércoles al presidente de ese país, Mauricio Macri, en medio de la campaña electoral por su reelección y bajo presión por la crisis económica con una inflación del 55% y aumento de la pobreza.

Convocada por las principales centrales sindicales, la huelga paralizó el metro de Buenos Aires, así como los trenes, el servicio de autobuses, el transporte de carga, las escuelas y universidades, la banca. Los hospitales solo atienden emergencias. "La gente sale a la calle y se vuelve a casa porque no hay movimiento", comentó a la AFP Juan José Peralta, portero en un edificio del centro de Buenos Aires.

A media mañana, muchas calles lucen semidesiertas, con pocos comercios abiertos, aunque en el centro de Buenos Aires circulan numerosos automóviles privados y taxis. "La gente es rehén de la existencia o no del transporte. Eso lo vimos en el paro anterior, durante el cual hubo transporte y la gente fue masivamente a trabajar", se quejó el ministro Guillermo Dietrich.

Aunque los sindicatos no harán movilizaciones, grupos de izquierda organizaron bloqueos de rutas en los accesos a la capital. En el ingreso sur, un grupo de manifestantes fue reprimido por la policía con gases y balines de goma. "Estamos sufriendo los tarifazos (aumento de tarifas de los servicios públicos) por culpa de Macri y del Fondo Monetario Internacional. No se la vamos a hacer fácil a Macri ni al gobierno que venga si siguen con el Fondo Monetario", dijo Cristian Durán, un desempleado que se manifestó en la entrada sur de la ciudad.

En algunos barrios se organizan también ollas populares para llamar la atención sobre el aumento de la pobreza, que se ubica en 32% de la población.

Claves de la protesta
Los sindicatos reclaman incrementos salariales en línea con el índice inflacionario de 55% anual y protestan por el alza en el desempleo, que en 2018 cerró en 9,1%. "El paro va a ser efectivo porque los reclamos no tienen respuesta ni atención del gobierno", declaró Hugo Moyano, del poderoso sindicato de camioneros.

"Hay mucha disconformidad con el gobierno. Muchos trabajadores votaron a este gobierno porque les iba a quitar el impuesto al trabajo (sobre la renta) y confiaron en eso, pero hoy no se van a volver a equivocar", añadió el dirigente sindical, que apoya la fórmula electoral de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, del peronismo de izquierda.

Se trata de la quinta huelga general que enfrenta Macri desde que asumió la presidencia en diciembre de 2015 con la coalición de centro-derecha Cambiemos. El más reciente paro se cumplió el pasado 30 de abril.

Argentina entró en recesión en 2018, tras dos corridas cambiarias que desataron la inflación y llevaron al gobierno de Macri a pactar un auxilio de 56.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional.

A cambio, Argentina se comprometió a conseguir el equilibrio fiscal en 2019 y superávit en 2020. El plan de ajuste es rechazado por los sindicatos.

Sergio Palazzo, dirigente del sindicato de empleados bancarios, aseguró que la huelga "es un llamado de atención para que venga el gobierno que venga no seamos el furgón de cola del FMI".

Macri ha venido descendiendo en las encuestas para las elecciones de octubre, mientras crecía la imagen de la exmandataria Cristina Kirchner, sometida a una docena de causas judiciales por corrupción y quien finalmente decidió no optar por la presidencia sino acompañar en la fórmula a su exjefe de gabinete Alberto Fernández.

LEEArgentina: presentan nuevo proyecto de ley de aborto legal en el Congreso