Mónica Sánchez y David Villanueva juntos contra la violencia infantil

Actriz participó en el evento ‘Un Abrazo por la Infancia y la Juventud’, cuyo objetivo es reemplazar la violencia en la educación por una cultura de diálogo entre niños y adultos.

Alza la voz para defender a los niños del Perú. Ante las alarmantes cifras de violencia hacia la niñez y adolescencia de nuestro país, la destacada actriz Mónica Sánchez consideró urgente darles a los niños y niñas el mismo respeto que se merecen los ciudadanos adultos de nuestro país. 

“Los niños tienen derecho a una educación y no a ser castigados. ¿Por qué a un niño se le puede pegar y no debe reclamar, mientras que un adulto sí puede protestar?”, expresó la actriz de ‘Al Fondo Hay Sitio’ durante ‘Un Abrazo por la Infancia y la Juventud’, evento organizado por el Instituto de Formación para Adolescentes y Niños Trabajadores  INFANT y la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Mónica Sánchez agregó que se necesita voluntad política, compromiso y una mayor sensibilidad que lleve al Estado, a las instituciones y a la sociedad civil a cambiar nuestro pensar respecto a la infancia porque “el niño es un ser con los mismos derechos que cualquier adulto y por ello proponemos que la educación les proporcione respeto, dignidad, cariño y afecto”, sostuvo. 

La actriz que encarna a la popular ‘Charito’ de la serie ‘Al Fondo Hay Sitio’, llegó al evento, realizado el sábado 20 de agosto en la Plaza de Armas de Lima, acompañada de su pequeña hija.

En la actividad también estuvo el actor español David Villanueva, quien protagoniza la telenovela ‘Mis tres Marías’. El actor expresó su compromiso por hacer respetar los derechos de los niños para el desarrollo de una mejor sociedad.  

En diciembre del 2015, se aprobó la “Ley que prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra los niños, niñas y adolescentes”, una norma educativa y no punitiva para promover herramientas con miras a una educación sin violencia.

DATO

Según cifras del Ministerio de la Mujer, sólo en el 2015 se registraron 19,646 casos de violencia contra los niños, niñas y adolescentes en todo el país.