Rebagliati: el vía crucis que los pacientes sufren en el área de emergencias

Los pacientes están por todas partes, al lado de los ascensores, al costado de los baños y en todos los pasillos

Rebagliati: el vía crucis que los pacientes sufren en el área de emergencias

Aquí hay pacientes de todas las edades que esperan recibir atención profesional

Así de caótico y hacinado luce el emblemático Hospital Rebagliati por dentro. La Unidad de Investigación de América Noticias ingresó al área de emergencia de este nosocomio y lo que vio fue alarmante.

LEE MÁS | Ana Jara: Médico de EsSalud me pidió firmar un pagaré para atender a mi madre

Los pacientes están por todas partes, al lado de los ascensores, al costado de los baños y en todos los pasillos. Así se improvisa con la salud en el Perú. Un área sensible que recibe a cientos de pacientes, día a día.  

Esta es la puerta de ingreso. Luego viene la sala de espera. La primera parada en el vía crucis de un paciente. Aquí se realiza el registro. Como se puede observar está completamente abarrotado, lleno de cabo a rabo. Incluso con pacientes en silla de ruedas.  

Después de ser llamados en este salón, tienen que cruzar los dedos para pasar a la siguiente etapa. Es la zona de emergencias propiamente dicha.  

Los pacientes están también por todas partes. Se acomodan como pueden, en camillas en medio de los pasillos en todo el segundo piso. Están al costado del baño, al lado de los ascensores, confundidos en lo que más parece un mercado persa. En medio de este desorden, hay pacientes que esperan ser atendidos y remitidos a una cama de este hospital.

Lleva dos días esperando, dice la hermana de esta mujer que sufre de insuficiencia renal. Ellas sólo desean recibir el tratamiento adecuado. Aquí hay pacientes de todas las edades que esperan recibir atención profesional. Larga espera por la que aguardan, horas y hasta días.  

LEE MÁS | Caso Ana Jara: conoce todo sobre la Ley de Emergencia

Uno de los más emblemáticos hospitales del país y quizá el de mayor cobertura, hoy está bajo un diagnóstico muy desfavorable.